Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell dice que pagar las pensiones con deuda es una solución "acertada", pero temporal

Recuerda a los sindicatos que las subidas salariales "reales" están entre el 1,1% y el 1,2%
El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha afirmado que pagar con deuda las pensiones es una solución "acertada", pero temporal, por lo que "se tendrán que buscar otras posibilidades".
Durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, Rosell ha subrayado que "lo que está claro" es que no se puede pagar las pensiones con deuda "siempre" y que se tendrá que abordar cuáles son los ingresos y los gastos del sistema.
Así, Rosell ha señalado que el Fondo de Reserva, la llamada 'hucha de las pensiones' se acaba, por lo que "se va a tener que poner encima de la mesa" cómo pagar las pensiones en el futuro, un tema "en el que todos tendrán que estar involucrados".
Sobre la subida del 0,25% de las pensiones en 2017, Rosell ha señalado que es lo que se pactó por ley. Además, ha recordado que la CEOE fue "posibilista" en las reformas de las pensiones al apoyar en 2011 al PSOE y en 2013 al PP.
Respecto al pago de las pensiones no contributivas con presupuestos, Rosell ha manifestado estar de acuerdo con pagar las pensiones de orfandad y viudedad con los PGE, pero ha señalado que esto es como "sacar algo de una empresa filial y meterlo en la empresa matriz". "Estamos hablando de lo mismo", ha subrayado.
Preguntado por una posible subida de cotizaciones, Rosell ha señalado que le gustaría que los empleados españoles miraran su nómina y supiesen lo que las empresas pagan por tenerlos dados de alta en la Seguridad Social.
PREOCUPACIÓN POR LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA
Por otro lado, ha recordado a los sindicatos que las subidas salariales "reales" que se están firmando en los convenios colectivos están entre el 1,1% y el 1,2%, aunque "empieza a haber empresas que están firmando en el 1,5%".
Rosell cree que el acuerdo con sindicatos ha sido siempre "positivo", pero que están en una "nueva situación", porque el objetivo principal es la recuperación del empleo y el aumento del beneficio empresarial.
Así, ha apuntado que están en "disposición de ir hacia arriba" en la negociación colectiva, aunque no quiere mirar sólo décimas y quiere tratar temas y puntos que son "importantes" para las empresas. "Tenemos que concretar temas para poder darle una solución a todos en su conjunto", ha añadido.
No obstante, Rosell ha afirmado que "le preocupa la negociación colectiva" y ha recordado que "o la negociación colectiva se toma en serio y se negocia sector por sector o por empresa o va a dar muchos dolores de cabeza en el futuro".
"La negociación colectiva funciona y va, pero lo que funciona es la negociación colectiva sectorial", ha matizado Rosell, tras recordar que a las empresas "les dejan elegir lo que es más conveniente para ellas".
Por otro lado, ha recalcado que la subida de un 8% del Salario Mínimo Interprofesional no afecta a "demasiada gente", según el estudio que hicieron los empresarios tras analizar unos 50 convenios, que representan a 6 millones de trabajadores, que establecía que por número, el colectivo más importante afectado es el de los empleados de hogar.
En su opinión, habrá que ver "qué efectos tiene" esta medida, y confió en que "no tenga repercusión sobre el empleo".
SEGUIR MODERNIZANDO EL MERCADO LABORAL
Rosell considera "muy difícil" derogar la reforma laboral por etapas, porque hay más de 7.000 leyes que afectan al mercado laboral. "Hay que poner la reforma laboral en clave digital, porque la maquinaria ha cambiado mucho", ha apuntado.
Aunque desde que se hizo el Estatuto de los Trabajadores hasta el momento ha habido más de 50 cambios, el dirigente empresarial cree que se tienen que seguir realizando modificaciones, porque "la modernización laboral es algo que están haciendo todos y cada uno de los países de Europa".
Además, ha animado a confiar en las empresas y en los empresarios para "combatir el problema número uno de España, que es el paro".
Respecto a finalizar la jornada laboral a las seis de la tarde, debate que propuso abrir la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, Rosell ha señalado que está de acuerdo con implantar un mejor horario, pero considera que hay que contar con la visión de los consumidores y las propias empresas. "Nos gustaría que la Administración estuviera abierta también por la tarde o los sábados", ha señalado.