Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell ve "inteligente" las medidas de Trump para que las empresas norteamericanas se queden en el país

El presidente de la CEOE ha calificado de "inteligentes" las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de aplicar mejoras fiscales a aquellas empresas norteamericanas que inviertan y produzcan dentro del país y pongan su centro de operaciones financieras en Estados Unidos.
"Lo que está ocurriendo es que las grandes empresas americanas que tienen muchos beneficios están ubicando esos beneficios fuera de los Estados Unidos y lo que quiere Trump es que traigan ese dinero a Estados Unidos y por eso está planteando posiblidades de deducción para que pongan su centro de operaciones financieras en el país. Creo que es una medida inteligente", subrayó Rosell, en declaraciones a Antena3 recogidas por Europa Press.
Sobre la rebaja de impuestos que ha prometido Trump para las empresas, Rosell considera que es algo que las diferentes administraciones norteamericanas llevan haciendo durante mucho tiempo "porque quieren que sus empresas se queden allí".
En cuanto a la subida salarial en España para 2017, la CEOE ha recomendado una tasa de hasta el 1,5% y un aumento adicional del 0,5% vinculado a la productividad. En este sentido, Rosell indicó que este incremento variable de medio punto está relacionado con la rebaja del absentismo, del incremento de la productividad o de las ventas que tienen las empresas y de los beneficios.
Según el presidente de la patronal, las rentas salariales subieron muy mucho entre el año 2000 y 2009, después han bajado de una manera muy importante, y hace unos años comenzaron a recuperarse porque el bajo poder adquisitivo de los trabajadores podría frenar la recuperación económica. "Las cosas cuando van bien, permiten que se suban los salarios y, en cambio, cuando hay crisis es preferible reducir y moderar (el salario) que cerrar empresas", apuntó.
VE BIEN LA RENTA MÍNIMA.
Sobre la propuesta de los sindicatos y algunos partidos de aprobar una renta mínima, Rosell aseguró que "no es una iniciativa nueva", y admitió que "la cohesión social se ha roto y hay que intentar arreglarla como sea", si bien advirtió de que el problema es que España no cuenta con "ingresos infinitos".
En cualquier caso, se mostró dispuesto a estudiarla porque se trata de una propuesta "correcta", que puede ponerse "encima de la mesa", pero vinculó esta ayuda a que los parados que la perciban reciban formación, que es "clave" para que salgan de esa situación. "Para los que se han quedado en la cuneta, algo habrá que hacer para sacarlos de ahí", subrayó.
Sin embargo, no se mostró tan condescendiente con la propuesta de Podemos, que pide una renta para todos los habitantes del país: españoles y no españoles, en paro o con empleo. En este punto, dijo que era "más complicada". "Las buenas intenciones son maravillosas pero la realidad es más complicada. Primero nos ocupamos de lo que tenemos aquí y después hacemos política mundial", criticó.
Por último, sobre las oficinas de empleo, Rosell considera que "están muy mal estructuradas", por lo que abogó por dar formación a las personas que están en los servicios de empleo para llevar a cabo un "cambio drástico" de las mismas. "Vamos a llegar a un momento en el que nuestro paro estructural va a llegar a un 12% porque las personas paradas no tienen una formación mínima", alertó, tras indicar que únicamente el 2% de los parados encuentran trabajo a través de dichas oficinas.