Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera espera a que el Gobierno fije el techo de gasto para negociar los Presupuestos con el PP

Ciudadano sigue apostando por aumentar los ingresos e insiste en recuperar fondos de la amnistía fiscal y en la reforma de Sociedades
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha señalado este martes que las negociaciones para introducir las medidas pactadas con el PP en los Presupuestos de 2017 aún no han comenzado, y que aguarda a que el Ejecutivo apruebe el techo de gasto y envíe el borrador con el plan presupuestario de Bruselas.
Rivera ha dicho que aún no tiene programado un encuentro con el presidente Mariano Rajoy y que su equipo económico se pondrá a trabajar en cuanto el Ejecutivo cumpla los citados trámites. "Es urgente. El propio Gobierno ha sido el primero que ha dicho que apremiaba", ha dicho en una rueda de prensa en el Congreso.
La forma en la que se desarrollarán esos contactos, ha dicho Rivera, le es indiferente. "Mientras vayan saliendo acuerdos, el método de cómo hacer cumplir el pacto nos da igual", ha dicho.
En este sentido, ha recordado que en la Comunidad de Madrid o en Andalucía los pactos con PP y PSOE, respectivamente, se fiscalizan con sendas comisiones de seguimiento, pero que no existe ninguna prioridad por su parte para negociar "asunto a asunto" con el ministro del ramo. En Ciudadanos aseguran que un formato "hombre a hombre" le beneficia a la hora de vigilar el cumplimiento de los acuerdos.
EL RECORTE QUE EXIGE BRUSELAS NO AMENAZA EL PACTO
En su comparecencia, Rivera ha negado que los recortes presupuestarios exigidos por Bruselas --las previsiones enviadas en un principio por el Gobierno contemplan un déficit público del 3,6% del PIB, medio punto más de lo pactado-- pongan en peligro algunas de las medidas que PP y Ciudadanos alcanzaron para la investidura de Rajoy.
"Lo que tiene que haber es un incremento de la recaudación y de los ingresos", ha dicho el líder de la formación naranja, que fía todo ello a la reforma pactada del Impuesto de Sociedades o a la exigencia para que todos aquellos que se acogieron a la amnistía fiscal tributen el 10% que recogía la regulación.
Tampoco cree que el cumplimiento del déficit deba repercutir en otras partidas presupuestarias. "Creemos que hay espacio suficiente en los ingresos como para no tener que hacer recortes ni en Sanidad, ni en Educación, ni en Dependencia, ni tener que subir el IRPF ni el IVA. Y el Partido Popular no ha dicho lo contrario", ha apostillado.