Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Richemont gana un 51% menos en su primer semestre fiscal y anuncia la renovación de su cúpula directiva

Se revaloriza un 8% en la Bolsa de Zurich
El grupo suizo de artículos de lujo Richemont se anotó un beneficio neto atribuido de 540 millones de euros en los primeros seis meses de su ejercicio fiscal, un 51% menos que en el mismo periodo del año precedente, según informó la compañía, que también anunció la renovación de su cúpula directiva.
La cifra de negocio del propietario de firmas como Cartier, Montblanc, A. Lange & Söhne o IWC, alcanzó los 5.086 millones de euros, un 13% menos que los ingresos registrados entre abril y septiembre de 2015.
Los ingresos del conglomerado de firmas de lujo cayeron en todas las zonas geográficas donde opera, siendo el mercado europeo el que presentó un mayor retroceso, con un descenso del 18% en sus ventas. Oriente Medio y África presentó en el primer semestre una facturación un 12% inferior, mientras que las ventas en Japón y Asia Pacífico cayeron un 11% y 10%, respectivamente. Asimismo, la cifra de negocio en el continente americano se redujo un 7%.
El presidente ejecutivo del grupo, Johann Rupert, atribuyó el descenso de ventas y beneficios a las dificultados del escenario global y a las recompras "excepcionales" de inventario. "Lo que constituye un desafío en comparación con las cifras del mismo semestre del año anterior", añadió Rupert, que permanecerá en su cargo a pesar de los cambios anunciados en la cúpula directiva del grupo.
RENOVACIÓN DE LA CÚPULA.
A este respecto, Richemont ha anunciado que el actual consejero delegado de la entidad, Richard Lepeu, terminará su mandato el próximo 31 de marzo, coincidiendo con el cierre del ejercicio fiscal, al haber alcanzado la edad de jubilación, informó la compañía.
Asimismo, el director financiero de Richemont, Gary Saage, abandonará su cargo el próximo 31 de julio, y será relevado por su segundo, Burkhart Grund, mientras que no se ha designado aún el sustituto del actual consejero delegado.
"El consejo de administración de Richemont ha decidido reestructurar las responsabilidades de la alta dirección reconociendo la necesidad de poder reaccionar rápidamente ante los desafíos a los que se enfrentan las empresas en general y la industria del lujo en estos momentos", indicó en un comunicado.
Las acciones de Richemont han recibido con optimismo la presentación de las cuentas trimestrales y la reestructuración de la cúpula directiva y se revalorizaban cerca de un 8% en la Bolsa de Zurich a pocas horas del cierre de la sesión.