Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey recibe en audiencia a los altos funcionarios, que se comprometen a asentar una "cultura ética sólida"

El Rey Felipe VI ha recibido este miércoles en audiencia en el Palacio de la Zarzuela a la junta directiva de la Federación de Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca), encabezada por su presidente, Jordi Solé Estalella, que se ha comprometido a seguir trabajando para propiciar y asentar una "cultura ética sólida" para la mejora continua de las instituciones y el "desempeño independiente" de los efectivos respecto a influencias políticas.
Miembros de la Junta de Fedeca, en representación de las Asociaciones de altos funcionarios de la Administración, han acudido a la Zarzuela para presentar al Rey sus "respetos y lealtad", así como a manifestar a la institución que representa y al resto de instituciones del Estado el "compromiso y responsabilidad" de los altos funcionarios para que la Administración preste los mejores servicios al ciudadano.
El presidente de Fedeca, Jordi Solé Estalella, ha hecho hincapié en su discurso y saludo a Felipe VI en la responsabilidad y en el espíritu de servicio que asumen los funcionarios públicos para que la Administración sea "el pilar sobre el que se asiente el bienestar de los ciudadanos".
Además, ha subrayado la importancia de los principios de Buen Gobierno, con los que el funcionario "debe estar comprometido", en cuya base está la integridad, "indispensable más que nunca en momentos como los actuales".
El representante de los altos funcionarios del Estado ha defendido que la mejor gobernanza pública debe apoyarse en personas que accedan a cada puesto sobre las bases del mérito y de los logros demostrados, con voluntad de "mejora permanente" y dispuestas siempre a rendir cuentas de su desempeño ante la sociedad, que es quien dota a los funcionarios de los recursos y de su autoridad en el ejercicio de sus funciones.
Asimismo, los miembros de Fedeca se han comprometido ante Felipe VI a continuar trabajando para "propiciar y asentar una cultura ética sólida para la mejora continua de las instituciones, rescatando lo mejor de una Función Pública ejercida por funcionarios", con sistemas de carrera profesional reglada y con efectivos cuyas carreras estén basadas en los principios de "igualdad, mérito y capacidad" para garantizar un "desempeño independiente" respecto a influencias políticas.