Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Restalia incorpora a su consejo a un exvicepresidente de Nestlé para reforzar el área internacional

José López Vargas, exvicepresidente ejecutivo de Nestlé, se incorporará este mes al consejo de administración de Restalia, donde tendrá como principal cometido asesorar a la compañía en la profesionalización de estructuras y en el desarrollo internacional, donde posee una "amplia" experiencia, informó la compañía de restauración.
El nuevo miembro del consejo de administración de Restalia cuenta con una extensa trayectoria profesional dentro de la compañía multinacional agroalimentaria Nestlé, en la que ocupó el cargo de vicepresidente ejecutivo hasta 2015. A lo largo de los 36 años en los que formó parte de la compañía, López Vargas estuvo al frente del negocio en distintos mercados como Australia, Malasia o Japón.
Su incorporación consolida el propósito de Restalia de transformarse en una multinacional completamente profesionalizada.
Liderado por José María Fernández-Capitán, el máximo órgano de gobierno de Restalia está formado por perfiles multidisciplinares que asesoran en las distintas áreas estratégicas del grupo.
En concreto, está formado por directivos de la compañía como la directora general Belén Martín y asesores externos en los que se incluyen José María Pérez (asesor en Garrigues) Jordi Gallés (presidente de Europastry y director general de Fripan), Juan Barba (managing director en Meridia Capital), Enrique Moreno de la Cova (consejero de ABC de Sevilla y Endesa Andalucía, entre otras firmas), Richard Weissend (presidente de Heineken España), Ramón Núñez (socio senior de MCH) y Miguel Rojas.
Los planes de futuro de Restalia, apoyados por el crecimiento de la compañía desde la apertura de su primer restaurante en el año 2000, han hecho necesaria la implantación de formas de gestión adecuadas a las necesidades de un grupo multinacional y la constitución de un consejo de administración que dirige las decisiones estratégicas de la compañía desde el pasado 2013, manteniendo el modelo de propiedad actual con un único propietario.