Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renta Corporación lanza una socimi de viviendas en alquiler junto con el fondo holandés APG

La compañía tiene identificados activos por 300 millones tras una aportación inicial del fondo de 125 millones
Renta Corporación ha lanzado una socimi especializada en viviendas en alquiler, que está controlada en más de un 90% por el fondo de pensiones holandés APG, y con la que tiene el objetivo de alcanzar unos activos por valor de 1.000 millones de euros.
La nueva socimi centrará su actividad en Barcelona y Madrid y sus alrededores, así como también en las principales capitales de provincia españolas, y adquirirá edificios que agrupen al menos treinta viviendas, y que generen una rentabilidad para alquiler de entre el 4 y el 6%.
La compañía ha identificado ya activos por valor de 300 millones de euros, de los que aproximadamente un tercio de ellos están en negociaciones avanzadas. Confía en cerrar las primeras operaciones en las próximas semanas.
El presidente de la inmobiliaria catalana, Luis Hernández de Cabanyes, ha explicado este miércoles en rueda de prensa tras la junta de accionistas anual que APG confirmó el 31 de marzo su incorporación como socio inversor principal en la Socimi, mientras que Renta Corporación actuará como gestor en exclusiva de los activos adquiridos.
Renta Corporación ha hecho una aportación de cuatro millones de euros, mientras que APG ha invertido inicialmente 125 millones de euros que, "una vez apalancados", generan una oportunidad de compra de unos 250 millones, ha detallado el consejero delegado de la compañía, David Vila.
Hernández de Cabanyes ha recordado que la normativa da dos años de plazo para sacar la Socimi al mercado, y ha afirmado que la intención es que cotice en el mercado continuo e incorporar más socios.
Ha augurado que este año ya se recogerán los frutos de la socimi, y ha señalado que los ingresos de esta sociedad "van a ser relevantes" en los próximos cinco años.
Vila ha explicado en la junta que el mercado residencial en España tiene un tamaño 20 veces superior al de oficinas y 200 veces al comercial o industrial, lo que ofrece una oportunidad a esta nueva sociedad, ya que ha asegurado que no hay ninguna socimi de referencia en el país dedicada al sector residencial, mientras que sí las hay en los otros sectores.
BENEFICIOS.
Para este ejercicio, Renta Corporación tiene una previsión de cerrar con un beneficio de 13 millones de euros, lo que supondría un incremento de más del triple respecto a los cuatro millones de ganancias registrados en 2016.
Hernández ha admitido en la junta anual de accionistas que el beneficio del año pasado es "significativamente inferior" a las previsiones iniciales, que se situaban en 10 millones, lo que ha atribuido, en buena parte, a la incertidumbre política generada por la falta de Gobierno central, que retrasó muchas de las inversiones.
Ha destacado que en el primer trimestre ya se ha registrado "el mejor resultado operativo desde hace una década", con un beneficio neto superior a los tres millones de euros, lo que hace prever que se alcanzarán los objetivos para el conjunto del año.
DIVIDENDO "CUANTO ANTES".
El presidente de la compañía ha asegurado que la intención es repartir dividendos entre los accionistas "cuanto antes", pero ha afirmado que se prevé a medio o largo plazo, mientras que a corto plazo es probable que opten por aumentar la autocartera.
Los principales socios de renta corporación son la familia Hernández de Cabanyes, con aproximadamente el 30% del capital, seguidos del empresario asturiano Blas Herrero (consejero de la compañía) con un 8%; el fondo norteamericano Briarwood Capital, con casi un 7%, y el empresario y expresidente de FCC Baldomero Falcones (5%), mientras que aproximadamente el 45% corresponde a 'free float'.