Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe asumirá en enero 848 trabajadores de Adif que venden billetes en las estaciones de tren

A cambio, Adif rebajará en 50 millones el canon que paga la operadora y le cederá los espacios comerciales en las estaciones
Renfe asumirá en enero de 2017 unos 848 trabajadores de Adif, el colectivo de empleados que actualmente se dedica a vender billetes de la operadora en las taquillas de las estaciones de tren.
En contraprestación, la compañía gestora de la red ferroviaria rebajará en 50 millones de euros el canon que la operadora le paga por el uso de las vías de tren, las estaciones y otras instalaciones, que anualmente le supone unos 600 millones de euros.
Además, Adif cederá a Renfe la explotación de los espacios de las estaciones dedicados a la venta de billetes para un periodo de 25 años.
Así se propuso en la última reunión mantenida entre el comité de empresa de Renfe y la dirección de la compañía para seguir avanzando en la resolución de este traspaso del personal de Adif, según informa la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT.
Renfe y Adif aprobaron en enero de este año realiar este trasvase de los trabajadores que venden billetes de tren en las estaciones de tren. Se abrió entonces un periodo de negociación con los sindicatos para determinar los detalles y condiciones del trasvase.
Según los sindicatos, en la reunión celebrada este martes, la operadora, además de asumir los trabajadores en enero, propuso comenzar a aplicarles su convenio colectivo una vez que en 2017 concluya el de Adif, y pagar el próximo año el 25% de la diferencia salarial entre ambos convenios.
No obstante, los sindicatos rechazan este periodo de adaptación y reclaman que los trabajadores que se traspasen se acojan al convenio de Renfe desde el primer día.
Con este trasvase de personal, Renfe y Adif pondrán fin a una cuestión pendiente desde hace una década, desde que en 2005, en el marco del inicio de la liberalización ferroviaria, la antigua Renfe se dividió en dos empresas. Adif se quedó con las vías y estaciones y el personal asociado, y Renfe con los trenes.
No obstante, mientras que la operadora asumió las estaciones y la venta de billetes de Cercanías, los vendedores de billetes para el resto de trenes (Media Distancia, AVE y Larga Distancia) se quedó en Adif.
LA WEB, PRIMER CANAL DE VENTA.
Renfe asumirá ahora este personal mientras enfoca su estrategia comercial a ganar viajeros para el ferrocarril y convertir su página de Internet en el principal canal de venta de plazas.
Según los últimos datos, la web de Renfe vende el 44% del total de billetes de tren, por delante de las estaciones, que canalizan un 30%, y de las agencias de viajes, que gestionan otro 20%.
Asimismo, el trasvase de personal tendrá lugar mientras las dos compañías abordan una transformación y rejuvenecimiento de sus plantillas, con la salida voluntaria de los empleados de más edad y la convocatoria de sus primeras ofertas de empleo en varios años.