Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Realia, inmobiliaria de Slim, lanza su ampliación de capital de 145 millones

Con el fin de volver a construir viviendas
Realia, la inmobiliaria controlada por Carlos Slim, ha puesto en marcha su anunciada ampliación de capital por importe de 145 millones de euros, con la que busca seguir reforzando su balance y financiar sus planes de retomar la construcción de nuevas viviendas.
La reanudación del negocio residencial de Realia es uno de los pilares de la estrategia del magnate mexicano para relanzar la compañía.
El empresario pretende que la inmobiliaria aproveche la cartera de casi dos millones de metros cuadrados de suelo edificable con que cuenta, tal como la empresa ya avanzó en su última junta de accionistas.
Para costear estos nuevos desarrollos, Realia aprobó el pasado mes de octubre lanzar una ampliación de capital que ahora se pone en marcha tras recibir 'luz verde' a la operación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía abrirá el próximo 6 de diciembre el plazo de suscripción preferente de la ampliación.
En virtud de la operación, la compañía emitirá 184,05 millones de nuevas acciones, a 0,80 euros cada una. Este precio arroja un descuento del 14,4% respecto al cierre de Realia en Bolsa la víspera del anuncio de la operación (0,935 euros por título) y del 5,8% en comparación a la cotización actual.
Con esta ampliación, la inmobiliaria también pretende seguir optimizando su estructura financiera, pese a haber recortado ya un 20% su endeudamiento neto en el último año, hasta situarlo en 900 millones de euros.
En la actualidad, afronta la refinanciación del crédito sindicado de 678 millones de euros vinculado al negocio patrimonial, que supone el 75% del pasivo total y vence en abril de 2017.
La ampliación anunciada por la compañía para estos fines contará con derecho de suscripción preferente, con lo que se espera que tanto Carlos Slim como FCC inyecten de nuevo capital, en función la partición de la 30,3% y 36,8% que tienen en la empresa el magnate y el grupo constructor también controlado por el mexicano.
La operación supondrá así una nueva muestra del compromiso de Slim por la firma, después de que ya aportara capital e incluso garantías en las ampliaciones que Realia lanzó el pasado año para sanearse y garantizar su viabilidad.
REACTIVACIÓN DEL SECTOR.
La actividad de construcción y venta de vivienda que Realia pretende reactivar es precisamente la que más creció en lo que va de año. Entre enero y septiembre la compañía vendió 69 viviendas, con las que facturó 15,7 millones de euros, un 23% más.
Al cierre del periodo, el negocio residencial de empresa presentaba un 'stock' de 515 pisos terminados, de los que sólo doce están ya vendidos, y en su mayoría en Madrid (141 viviendas) y Andalucía (190 unidades). Además, contaba con 57 parcelas unifamiliares destinadas a venderlas para autopromoción y la referida cartera de suelo.
El repunte de esta actividad no pudo compensar la caída del 6,6% del negocio de patrimonio, el de alquiler de su cartera de oficinas y centros comerciales.