Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy afirma ante inversores que España tiene "un fundado derecho a la esperanza"

España tiene hoy "un fundado derecho a la esperanza" porque, aunque queda "mucho camino que recorrer", las reformas puestas en marcha por su Gobierno empiezan a dar "resultados" a la vista de todos, ha sostenido este martes el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Horas antes y en una reunión con un grupo reducido de medios estadounidenses, el presendente del Gobierno ha admitido que el desempleo es el "problema número uno de España".

En este encuentro de máxima importancia económica, Rajoy ha destacado que el efecto "más importante" que han tenido hasta la fecha sus reformas ha sido "la ganancia de competitividad" del país, haciéndolo más atractivo para la inversión extranjera.
Tras recordar que el reto principal que tiene por delante España en la actualidad es crear empleo, ha subrayado que los 47 millones de españoles que "no se resignan" constituyen "el principal activo" de un país que encara ya la senda del crecimiento.
La US Chamber of Commerce es la cámara de comercio más grande del mundo con más de tres millones de asociados, desde pequeñas y medianas empresas hasta algunas grandes corporaciones, para quienes hace lobby ante las instituciones federales del país.
El acto con Rajoy ha contado con el patrocinio de Repsol y media docena de empresas americanas, como UPS y Fedex (envío de paquetes), la farmacéutica Lilly, el fabricante de automóviles Chrysler, y el fabricante de productos de cuidado personal Johnson and Johnson.
Escuchando la conferencia estaban los presidentes de ACS, Florentino Pérez; Hoteles Barceló, Simón Pedro Barceló; La Caixa, Isidro Fainé; Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; Repsol, Antoni Brufau, y los consejeros delegados de Ferrovial, Iñigo Meirás y Abertis, Francisco Reynés, entre otros directivos, además del presidente de la CEOE, Juan Rossell.
Por parte americana han acudido directivos de empresas como CocaCola, General Electrics, IBM, Intel, Chrysler, Cisco, Advamed, Johnson and Johnson, ATT, Boeing, UPS y Fedex, entre otros, pero entre los asistentes no había ningún presidente o consejero delegado, como mucho jefes de departamento.
Rajoy ha almorzado primero con algunos de estos directivos y posteriormente ha compartido un almuerzo con el conjunto de participantes en la conferencia coloquio. La Embajada de España se ha hecho cargo del vino con el que han acompañado la comida, un Albariño de 2012 para el entrante, un Ribera de Duero de la variedad Tempranillo de 2010 para el plato principal y un cava brut del Penedés.
Reconoce ante la prensa el problema del paro
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado en una entrevista con un grupo reducido de medios estadounidenses que la economía española registrará un "crecimiento real" en 2014 y ha admitido que el desempleo es el "problema número uno de España".
Según recoge 'The Wall Street Journal', uno de los cinco medios presentes en la entrevista, Rajoy no ofreció una cifra concreta, pero recuerda que las previsiones del Gobierno recogen un incremento del Producto Interior Bruto del 0,7% para este año.
El presidente señaló que el desempleo es el "problema número uno en España", y recalcó que es una cuestión estructural y de larga duración que no se resolverá hasta que España finalice los cambios en el sistema que está llevando a cabo.
El diario apunta que el Gobierno español ha puesto en marcha reformas para hacer su sistema financiero más transparente y ha revisado la legislación laboral para facilitar a las empresas la contratación y el despido de trabajadores. España necesita "crear las condiciones macroeconómicas para el empleo", remarcó Rajoy.
En este sentido, afirmó que está alentado por el hecho de que el escenario laboral se haya estabilizado recientemente incluso antes de que se haya recuperado el crecimiento. Ahora, "con sólo un poco de crecimiento veremos creación de empleo", aseguró.
Asimismo, destacó que el escenario económico de la zona euro ha mejorado notablemente en los últimos doce meses, ya que hace un año existían dudas sobre la existencia de la propia moneda, la economía del continente se contraía y el desempleo aumentaba.
"Ese era el relato de hace un año. Un año más tarde, todo esto ha cambiado", aseguró el presidente del Gobierno durante su vista a Estados Unidos en la que se ha reunido con el inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.
Respecto al acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE), admitió que no es fácil, pero consideró que es la operación más importante que se va a presenciar. "Básicamente, estaríamos estableciendo el libro de reglas para el comercio mundial con este acuerdo", subrayó.