Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy da por "seguro" que se creará empleo neto en 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado que la economía española creció un 0,3% en el cuarto trimestre de 2013, y que, por tanto, "ha salido de la trinchera de la crisis y combate ahora en el frente de la recuperación".

Durante la apertura del VII Foro de Liderazgo Turístico de Exceltur, Rajoy ha sostenido que España crecerá un 0,7% en 2014, aunque ha insistido en que se trata de una previsión conservadora, y ha dicho que ello permite dar por "seguro" que se creará empleo neto este año.
El jefe del Ejecutivo ha hecho un repaso de los indicadores que ofrecen una perspectiva positiva de la economía para los próximos trimestres. En primer lugar, la prima de riesgo ha experimentado una "drástica reducción" que ha permitido, según ha apuntado, un ahorro de 8.700 millones de euros en 2013.
Asimismo, Rajoy ha puesto el acento en el incremento del 20% de las inversiones directas en España, dato que, a su juicio, también es "sintomático" de que la confianza en España "ha dado un giro de 180 grados". "España es hoy una apuesta ganadora", ha añadido.
En materia de empleo, el presidente del Gobierno ha hablado de una "muy incipiente mejora" de los registros de paro, que cerró 2013 con 147.000 personas menos registradas en las listas de los servicios públicos de empleo.
Asimismo, Rajoy ha recordado que los niveles de inflación de España son hoy de los más bajos de la eurozona, con una tasa del 0,2% al cierre del pasado año, mientras que el déficit exterior, que llegó a ser del 10% en los últimos años, está cerca de convertirse en un superávit de 2%, en tanto que España es el único país grande de la zona euro que ha mejorado sus exportaciones en el último tramo de la crisis.
Para terminar, Rajoy ha enfatizado que "la confianza en el futuro no es sinónimo de satisfacción, ni mucho menos de relajación", así, tras poner en valor el proceso reformista que ha puesto en marcha el Gobierno en la primera mitad de la legislatura, ha lanzado un último mensaje: "El Gobierno tiene mucho que hacer, sólo les adelanto que queda otra media legislatura por delante".
En concreto, mencionó la reforma fiscal "integral", que se centrará en la lucha contra el fraude en el Estado, en mejorar la actividad empresarial y en aliviar la carga fiscal de las familias.