Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy deja claro que España seguirá "dando la batalla" para el fondo anticrisis

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dejado claro que España seguirá dando la batalla para lograr que se concrete el fondo anticrisis como uno de los elementos del plan que estudian los líderes para reforzar la arquitectura de la eurozona pero ha rechazado un desencuentro con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre esta cuestión. Por el momento, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han aparcado la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, de crear este fondo para la eurozona que podría encargarse de pagar las prestaciones por desempleo en los países en crisis. El consejo europeo se reanuda este viernes con los esfuerzos puestos en la recapitalización directa de los bancos.

"España va a seguir aquí a través de su Gobierno (...) dando una batalla que es muy importante porque aquí nos jugamos mucho", ha asegurado el jefe del Ejecutivo español en declaraciones a la prensa a la salida del primer día de la cumbre europea.
Rajoy ha dejado claro con un "no" rotundo que haya tenido un desencuentro con Merkel por el fondo anticrisis pese a que la dirigente alemana quería diluir la propuesta. "Ha habido debate sobre todos los temas. Es imposible que entre 27 personas no haya debate", ha precisado.
"Hay que entender las posturas de todo el mundo. Es decir, la Unión Europea se tiene que hacer por acuerdo, si no, no se puede hacer Unión Europea y cuando uno va a una negociación lógicamente no puede pretender tener el 100% de sus pretensiones porque, entonces, no estaría ante una negociación sino ante otra cosa", ha explicado el jefe del Ejecutivo en tono conciliador.
Aunque Rajoy ha explicado que los líderes han "encargado" al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que presente en el mes de junio una propuesta sobre este fondo anticrisis. "Va a haber una propuesta que se le ha encargado al presidente del Consejo Europeo en el mes de junio", ha asegurado.
En cualquier caso, el presidente del Gobierno no ha querido confirmar si habrá o no ayudas europeas de este fondo para los parados españoles.
"Yo no quiero adelantar acontecimientos. Yo lo que digo es que todo lo que sea avanzar en la integración europea, todo lo que se está haciendo (de) dar mensajes sobre la irreversibilidad del euro es muy bueno", ha subrayado.
Necesidad de crear la unión bancaria
Rajoy ha recordado que el Gobierno español ha defendido "desde el principio" la necesidad de crear la unión bancaria y la unión fiscal y "seguir avanzando" en la integración europea. "Y cada Consejo que se va produciendo pues vamos avanzando, o sea que yo estoy contento y satisfecho", ha insistido.
El presidente del Gobierno ha reforzado la idea de que España seguirá dando la batalla "pero por acuerdo, convenciendo". "Hablando se van dando pasos en la buena dirección. Yo estoy contento", ha insistido.
El jefe del Ejecutivo español ha recordado que el proceso de construcción de la Unión Europea "lleva muchos años" desde su creación, ha insistido en que "este año ha sido bueno y este Consejo ha sido bueno" para seguir avanzando y ha recordado que para España, que entró en la UE en 1986, ha supuesto "democracia, convivencia, libertad (y) sobre todo bienestar y progreso".
La UE aparca el fondo anticrisis
A pesar de las intenciones de España de luchar por la creación del fondo anticrisis, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han aparcado la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.
En la hoja de ruta aprobada este viernes por los líderes europeos sobre el futuro de la eurozona se elimina cualquier mención a este fondo anticrisis. En su lugar, los Veintisiete apuestan por crear "mecanismos de solidaridad", cuya única función será incentivar las reformas en los Estados miembros.
Estas reformas se recogerán en contratos bilaterales que los Gobiernos deberán firmar con las instituciones europeas, la otra novedad contenida en la hoja de ruta. Los líderes europeos han encargado a Van Rompuy que presente en junio de 2013 propuestas concretas sobre el formato de los contratos y sobre los instrumentos de financiación, con un calendario de aplicación.