Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont respeta la "opción" que escoja Euskadi y dice que siempre que necesite el apoyo de Cataluña, "lo encontrará"

Dice que solo ha cruzado con Santamaría palabras de vecindad obligada y lamenta que el Estado "desaparezca" cuando se apela a pactos
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado que respeta la "opción" que pueda escoger Euskadi en relación a su futuro y ha asegurado que siempre que necesite el apoyo de Cataluña, "lo encontrará". Puigdemont ha asegurado que, durante el acto, en el que tomó asiento junto a la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, tan solo intercambió con ella "palabras de cortesía y vecindad obligada" y ha lamentado que el Estado "desaparezca" cuando se le apela a pactos.
Puigdemont ha asistido este sábado en la Casa de Juntas de Gernika al acto de jura de Iñigo Urkullu como lehendakari, con quien se ha fotografiado ante el Árbol de Gernika, además de plasmar un mensaje en el Libro de Firmas de la Casa de Juntas.
El presidente de la Generalitat, que ha estado sentado junto a la vicepresidenta del Gobierno central y ministra de Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, en el interior del salón de plenos, ha mostrado su satisfacción y honor por poder asistir a la toma de posesión del lehendakari.
Puigdemont ha indicado que es para él "un placer" y ha reconocido sentirse "feliz" de estar "acompañando al máximo representante del Gobierno vasco".
"Entre nuestras dos naciones existe una antigua tradición de respeto, afecto y solidaridad y creo que mi presencia aquí obedece justamente a esta relación que existe entre estos dos pueblos de respetarnos y acompañarnos en momentos importantes", ha asegurado.
Según ha destacado, "hoy es uno de ellos", un momento "cargado de simbolismo y simbología". "He tenido oportunidad de expresar con mi presencia este afecto, este respeto y acompañamiento que existen entre nuestras dos naciones", ha añadido.
Puigdemont ha expresado su deseo de que puedan mantener esa "misma cordialidad" en los encuentros que, "seguro vamos a tener como mandatarios en los próximos tiempos".
JUNTO A SÁENZ DE SANTAMARÍA
Preguntado por el hecho de que haya tomado asiento junto a Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que "obviamente" han intercambiado "palabras de cortesía y amabilidad", pero "teníamos claro que hoy el protagonismo corría a la toma de posesión". "Hemos tenido palabras de cortesía y vecindad obligada y gustosa", ha apuntado.
Por otro lado, cuestionado por los diferentes procesos que se afrontan en Euskadi y Cataluña, ha recordado que su Gobierno no solo respeta sino que "siente afecto" por "las opciones que cada una de las naciones pueda escoger". Por lo tanto, tras insistir en que es algo que sienten "así" en Cataluña, ha asegurado que no iba a entrar a valorar las opciones que adopta el pueblo vasco y sus representantes.
"Sí que es cierto que nosotros ya recorrimos un camino en ese sentido, con la reforma del Estatuto, el pacto por el derecho a decidir, un pacto de amplio espectro y propuesta mayoritaria, y conocen muy bien cuál fue el final de este recorrido, no por decisión de Cataluña en este caso, como no lo va ser, en este caso, del País Vasco, sino por decisión de un tercero, que, cuando se le apela a los grandes pactos de Estado, siempre acostumbra a desaparecer", ha añadido.
Puigdemont ha asegurado que Cataluña está "en otro debate" y siempre que el País Vasco "necesite el apoyo de Cataluña, siempre lo va a encontrar". "Como sabemos también que, si Cataluña necesita el apoyo y la comprensión del País Vasco, la ha encontrado", ha concluido