Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Protección de Datos llama a sumarse a la lista contra el 'spam' telefónico, que sólo lleva 500.000 inscritos en 10 años

El organismo reconoce la baja inscripción y se marca como objetivo lograr que se sume el 40% de los usuarios que compran por Internet
Poco más de 500.000 personas se han inscrito en la conocida como lista Robinson creada hace diez años para evitar el acoso de la publicidad telefónica, una cifra que no se acerca a las expectativas de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que busca llegar al 40 por ciento de los usuarios de Internet.
La propia directora de la AEPD, Mar España, está pendiente de inscribirse, según reconoció ella misma en su última comparecencia en la Comisión Constitucional del Congreso. En esa misma intervención aseguró que este servicio funciona "muy bien" y llamó a todos los usuarios de la red a "dar el paso" de unirse a la lista.
Para pertenecer a este listado y evitar las llamadas de operadores de telefonía o entidades bancarias, los usuarios deben inscribirse en la web www.listarobinson.es, en donde el solicitante puede elegir por qué vía quiere dejar de recibir publicidad. Las opciones son correo electrónico, teléfono (móvil y fijo), correo postal y mensajes SMS/MMS.
Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierten de que esta lista protege de las entidades con las que nunca se ha tenido relación. Es decir, si se desea evitar la publicidad de una empresa con la que se tiene o se ha tenido contrato, se debe contactar directamente con ella para exigirles que dejen de llamar. En este caso, la web de la lista Robinson facilita un buscador de entidades para hacerles llegar la petición, vía correo electrónico o carta.
En cuanto al funcionamiento, explican que hay que dejar pasar, al menos, tres meses desde el momento en que uno se apunta hasta que la lista Robinson comience a funcionar. Si pasado ese tiempo el acoso continúa, se puede denunciar a Protección de Datos, a través de la propia web.
MÁS INFORMACIÓN
Estos datos que facilita la asociación de consumidores no ha llegado a gran parte de los usuarios, según denunciaron en la Cámara Baja los partidos de la oposición. Unidos Podemos ha sido la formación que más ha insistido en este tema, durante la intervención de la directora de la AEPD.
La diputada morada Sara Carreño recordó a Mar España el caso de un abogado que denunció por acoso a compañía telefónica que le llamaba a diario llegando, incluso, a llamar a su hija menor de edad mientras él estaba en horario lectivo. Finalmente, el letrado ganó el juicio al operador de telefonía.
Ante casos como éste, la Agencia de Protección de Datos tiene previsto publicar este año una guía sobre publicidad no deseada y ya está hablando con la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) con el fin de impulsar tanto la lista Robinson como mecanismos de autorregulación.