Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular no venderá activos de "manera indiscriminada" y buscará el máximo valor para el accionista

Banco Popular no venderá activos "de manera indiscriminada" en el futuro para mejorar la situación en la que se encuentra, por lo que tomará las decisiones que considere oportunas "teniendo siempre en cuenta el valor que pueda aportar al accionista".
Así lo han explicado en conferencia con analistas el consejero delegado del banco, Ignacio Sánchez-Asiaín, y el director financiero, Miguel Escrig, en la que han avanzado que la venta de activos 'non core' podría aportarles más de 100 puntos básicos de capital.
La entidad que preside Emilio Saracho detalla que su negocio 'core' se basa en la banca comercial y minorista en España, especialmente en pymes. Respecto a los negocios no principales, los directivos han indicado que serán analizados para saber "cuáles son sus mejores posibilidades".
Por el momento, el banco ya ha vendido a Abanca su filial de crédito al consumo por 39 millones de euros, lo que le generará unas plusvalías de 6,7 millones de euros.
"Nuestro objetivo es anunciar buenas noticias respecto a la venta de activos no estratégicos y vamos a intentar propiciar nuestro esquema de provisiones para ayudar en este sentido. El plazo de venta lo comunicaremos una vez que hayamos concluido el plan definitivo en términos operativos", han indicado.
DESINVERSIÓN DE IMPRODUCTIVOS
Respecto a la desinversión de activos improductivos, Popular tiene como meta ser "más agresivo" para poder acelerar el nivel de venta, por lo que en este momento está evaluando la cartera para poder ofrecer las mejores perspectivas.
Sánchez-Asiaín y Escrig han apuntado que la entidad no siente presión por parte del mercado ni de los reguladores para reducir su nivel de activos improductivos, pero sí siente una "presión propia" por el "deseo de brindar una estrategia coherente".
El banco, que se encuentra "en una posición que le permite continuar desinvirtiendo", estima que desaguar más de 2.000 millones de euros por año podría tener impacto en su capital. "Nuestra prioridad en este sentido es ser claros, transparentes y creíbles", han manifestado.
PERDIÓ 800 MILLONES EN DEPÓSITOS EN FEBRERO
Los directivos también han desvelado que Popular perdió 800 millones de euros en depósitos en febrero debido a los hechos relevantes que marcaron devenir de la entidad y a las rebajas de rating por parte de las agencias de calificación crediticia.
No obstante, han avanzado que el banco está "teniendo éxito" a la hora de recuperar los depósitos y especifica que en esta materia existe la volatilidad mensual, por lo que Popular no está "preocupado" por lo que ha ocurrido en unos meses. "Extrapolar lo que ha ocurrido en un mes para marcar una tendencia en volúmenes o términos de cuenta de resultados no es lo correcto", han precisado.