Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular pierde un 38% de su valor en Bolsa en una semana

Banco PopularEfe

Las acciones de Banco Popular han cerrado la sesión a 0,41 euros, lo que implica una caída del 17,4% en la jornada y representa un retroceso bursátil del 38% en la última semana, ante un contexto de extremada volatilidad en el mercado como consecuencia de la incertidumbre que rodea el proceso de venta de la entidad presidida por Emilio Saracho.

De hecho, la capitalización bursátil de Banco Popular ha caído en más de 1.000 millones de euros en la última semana y se sitúa ligeramente por encima de los 1.700 millones euros al cierre de la jornada del viernes.
Tras iniciar la sesión con subidas cercanas al 5% y liderar los avances del selectivo madrileño, los títulos de Banco Popular han experimentado a primera hora de la tarde un descenso superior al 20% que ha arrastrado el precio de la acción hasta los 0,37 euros.
Finalmente, Popular ha cerrado a 0,41 euros por acción, lo que supone registrar nuevos mínimos históricos e implica una caída del 75% en los últimos doce meses, puesto que el 2 de junio de 2016 Popular cerró a 1,67 euros por acción.
Fuentes del sector consultadas por Europa Press apuntan hacia el poco apetito en el mercado por comprar acciones de Popular, por lo que una operación bajista de gran volumen habría podido ser el detonante de la pronunciada caída experimentada a pocas horas del cierre.
MOVIMIENTOS ESPECULATIVOS
La analista de Renta 4, Nuria Álvarez, coincide en que la situación que atraviesa el banco, penalizado por la incertidumbre que genera en el mercado su proceso de venta, podría despertar movimientos especulativos en su cotización.
En esta línea, Álvarez incide en que el problema de Popular, que arrastra activos improductivos por importe de 37.000 millones de euros, la mayoría de ellos vinculados al sector inmobiliario, no ha variado en la última semana, reforzando la posición de que la volatilidad de las últimas jornadas se debe a movimientos especulativos.
Además, la analista subraya que los rumores acerca del proceso de venta Popular han disparado el volumen de contratación de acciones del banco por encima de los 200 millones de euros, frente a los volúmenes inferiores 100 millones que suele registrar este valor.
A esto se suma que BlackRock, uno de los principales inversores del Ibex 35, redujo este jueves su participación en Popular desde el 4,09% hasta el 1,775%. "La especulación en el valor es máxima", señala también la analista de Selfbank, Victoria Torre.
Desde XTB, Manuel Pinto explica que el repunte del 5% de los títulos de Popular durante las primeras horas de cotización se produjo por el "efecto rebote" desde los mínimos registrados el jueves.
"La búsqueda de un repunte a corto plazo hizo incrementar de manera notable el volumen de compras, que no se mantuvieron en el tiempo", precisa Pinto.
De forma generalizada, los analistas consideran que las caídas recurrentes son un indicio de que el mercado cada vez otorga menos credibilidad a la posibilidad de una compra por parte de otra entidad según pasan los días y no se conocen nuevas ofertas.
A este respecto, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, comentó que el órgano supervisor estudia "con atención" la volatilidad de Popular, aunque aseguró que hay que dejar al mercado "seguir funcionando".
Por su parte, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha transmitido este viernes la "tranquilidad absoluta" del Ejecutivo ante "cualquier eventualidad" relacionada con Banco Popular.
Respecto a la posible venta o ampliación de capital en la entidad, el portavoz del Gobierno ha señalado que existe una "tranquilidad absoluta" en relación al proceso.
"Gracias a las reformas, España tiene un sistema financiero sólido, de los más sólidos de Europa, y podemos están tranquilos ante cualquier eventualidad", ha reiterado Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.