Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular mantiene su hoja de ruta y niega urgencias para acometer su posible venta

El Banco Popular mantiene la hoja de ruta comunicada por su presidente, Emilio Saracho, en la junta general de accionistas del pasado 10 de abril y niega estar sometido a ningún tipo de urgencia para abordar su posible venta, informaron a Europa Press en fuentes oficiales de la entidad.
De este modo, el banco sigue trabajando en el desarrollo e implementación de su estrategia, que incluye una posible ampliación de capital o una operación corporativa, tal y como anunció Saracho y ratificó posteriormente el consejero delegado, Ignacio Sánchez-Asiaín.
El banco niega haber fijado la fecha del próximo mes de junio como tope para concretar una posible operación corporativa, como tampoco ha encargado la venta urgente del banco, tal y como aseguró en el hecho relevante remitido la noche del jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
"No hay ningún mandato a bancos de negocios para una posible venta ni urgencia en absoluto para hacerlo. La urgencia de la entidad es la misma ahora que la que podía haber el 20 de febrero", indicaron las mismas fuentes.
A este respecto, aclararon que Popular cuenta con media docena de bancos de inversión, entre los que se encuentran Société Générale, Lazard o JP Morgan que, en calidad de asesores, le apoyan en clarificar su situación real y en la definición y desarrollo de su estrategia.
NO TIENE OFERTAS SOBRE LA MESA
Las mismas fuentes indicaron a Europa Press que aunque la venta de la entidad es una posibilidad "abierta", en la actualidad no tiene ninguna oferta sobre la mesa. Eso no quita que los potenciales interesados estén haciendo sus números o preparando sus posibles propuestas.
Aunque los nombres que se barajan en las quinielas de potenciales interesados se corresponden con los de los principales bancos del país (Santander, BBVA, Caixabank), fuentes financieras indicaron a Europa Press que la posible alternativa de venta no está constreñida al mercado español y se podría sondear el interés de entidades extranjeras que alberguen interés en entrar en España adquiriendo una franquicia de mucho valor como es la del Popular.
Por otro lado, fuentes oficiales de la entidad negaron tanto que el banco perdiera 6.000 millones de euros en depósitos en enero como que Saracho haya comunicado a sus homólogos del sector la necesidad inminente de fondos ante una fuga masiva de depósitos.
MENSAJE DE TRANQUILIDAD A LOS CLIENTES
También califican de "falso" que Popular esté en riesgo de quiebra, por lo que el banco ha lanzado un mensaje de tranquilidad a sus clientes. A 31 de marzo, el patrimonio neto del banco ascendía a 10.777 millones de euros y la ratio de capital total se situaba en el 11,91%, por encima de las exigencias regulatorias.
Asimismo, niega que haya renunciado a los procesos de desinversión de activos no estratégicos en marcha, que siguen por lo tanto su curso normal.
El banco considera lógico abordar la venta de los activos considerados no estratégicos antes de acometer una posible ampliación de capital, opción que se está estudiando y que en ningún caso se ha descartado.