Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El precio del barril de petróleo Brent baja de 60 dólares por primera vez en cinco años

Campo petrolífero en California, EE.UU.Reuters

El petróleo ha caído este martes por debajo de los 59 dólares por barril, por primera vez desde mayo del 2009, ampliando una ola vendedora de seis meses debido a que la desaceleración de la actividad fabril en China y la depreciación de las monedas en mercados emergentes aumentaban las preocupaciones sobre la demanda.

Además, el referencial internacional Brent ha perdido casi la mitad de su valor después de tocar en junio de 2014 un máximo de 115 dólares por barril. Los precios del crudo se han visto dañados frente a los abundantes suministros, una débil demanda, y el cambio en la estrategia de la OPEP de defender la cuota de mercado en lugar de los precios.

Un informe mostró que la actividad industrial en China se contrajo por primera vez en siete meses en diciembre se sumó a las preocupaciones sobre la demanda de petróleo. Hay que terner en cuenta que China es el segundo mayor consumidor de petróleo después de Estados Unidos.

En este contexto, la cotización del petróleo Brent llegó a caer hasta los 58,50 dólares, su menor nivel desde mayo del 2009. A las 1442 GMT perdía 2,05 dólares, a 59,01 dólares.

El petróleo Texas, de referencia en Estados Unidos, en tanto, cedía 1,86 dólares, hasta cotizar a 54,05 dólares por barril.

El debilitamiento de las monedas y economías en mercados emergentes -los impulsores del crecimiento de la demanda mundial de crudo- también presionaban los precios, dijeron analistas.

En Rusia, uno de los mayores productores de crudo del mundo, el banco central elevó su tasa de interés clave en 6,5 puntos porcentuales, a 17 por ciento el martes en un intento por frenar el colapso del rublo.