Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vieja Pescanova registró pérdidas de 3.000 euros en su último ejercicio fiscal

Pescanova S.A., denominada coloquialmente la 'vieja' Pescanova para distinguirla de la nueva, registró unas pérdidas de 2.999 euros al cierre de su último ejercicio fiscal (que abarca del 1 de diciembre de 2015 al 30 de noviembre de 2016), frente a un beneficio de 73.629 euros del ejercicio precedente, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El importe neto de la cifra de negocios se situó en 104.000 euros, y el resultado de explotación alcanzó los 90.000 euros, mientras que los gastos de explotación ascendieron a 663.000 euros.
Tras finalizar su reestructuración en 2015, Pescanova ha pasado a ser una sociedad cuyo principal activo es una participación del 20% en Nueva Pescanova y una cuenta a cobrar a Nueva Pescanova por los pasivos no segregados. En este sentido, tanto los ingresos como los gastos corrientes de la sociedad son poco significativos, en la medida en
que su estructura de costes se ha reducido significativamente al haberse
convertido en una sociedad de cartera.
Actualmente, Pescanova se encuentra recopilando la documentación necesaria para atender a los tres requerimientos de la CNMV, que permita el levantamiento de la suspensión de la cotización.
El valor de esa cartera dependerá de la evolución de los negocios de Nueva Pescanova y de los riesgos e incertidumbres específicos de esa participación, en especial de una posible ampliación de capital en Nueva Pescanova de carácter dilutivo, cuya posibilidad considera "muy alta"
Los administradores de Nueva Pescanova han aprobado un plan estratégico que incluye una propuesta de ampliación de capital por capitalización de créditos. De aprobarse por la junta general de accionistas, esto supondrá una dilución en la participación de Pescanova S.A., que hoy es del 20%, a una cifra inferior al 2%, "con la correspondiente reducción del valor de dicha participación", explica a la CNMV.
En 2016 se ha dado por terminada la reestructuración del grupo
Pescanova, transcurridos casi cuatro años desde que entró en concurso de acreedores Pescanova, S.A.
La firma destaca que todo este proceso reestructuración se ha hecho sin llevar a cabo medidas forzadas de reducción de empleo, lo cual califica de un "hito" en la historia de las recientes crisis empresariales españolas.