Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pérdidas económicas, fallos cibernéticos y nueva normativa, principales riesgos de empresas españolas en 2017

La posibilidad de que se produzcan pérdidas en los beneficios, incidentes cibernéticos, cambios en la legislación y regulación o un mayor proteccionismo son los principales riesgos para las empresas en España en este año, de acuerdo con el Barómetro de Riesgos de Allianz.
En concreto, las pérdidas económicas preocupan a un 52% de los encuestados; los incidentes cibernéticos, como ciberdelitos, pérdida de datos o fallos tecnológicos, al 39% y los cambios regulatorios, como nuevas sanciones económicas o mayor proteccionismo, al 29%.
Por detrás se sitúan como riesgos para las empresas en España los incendios o explosiones (27%), las catástrofes naturales, como las tormentas, las inundaciones o los terremotos (27%), el desarrollo de los mercados, en aspectos como la volatilidad, la intensificación de la competencia o el estancamiento del mercado (22%) o la evolución macroeconómica, debido a programas de austeridad o inflación (19%).
Las deficiencias de calidad, los defectos en serie o la retirada de productos son señaladas como un riesgo para este año por el 16% de los encuestados, mientras que los riesgos políticos (guerra, terrorismo o revueltas) preocupan al 13% y la pérdida de reputación o valor de marca, al 10%.
A nivel global, la pérdida de beneficios también ocupa el primer puesto del barómetro, con el 37%, y lo hace por quinto año consecutivo, aunque el informe señala la aparición de nuevas amenazas de peligros intangibles, como la ciberseguridad y la pérdida de beneficios por violencia política, huelgas y actos terroristas, una tendencia surgida por el auge del Internet de las Cosas (IoT) y la mayor interconectividad de las máquinas, las empresas y sus cadenas de suministro.
Por detrás se sitúan la volatilidad de los mercados (31%), los riesgos cibernéticos (30%) y las catástrofes naturales (24%), de acuerdo con el barómetro de la aseguradora. Este último riesgo, junto con el aumento de la inestabilidad del clima (6%), ocupa un alto puesto en la lista de preocupaciones de las empresas, especialmente en Asia.
Las empresas sitúan las amenazas cibernéticas en el tercer puesto a nivel mundial, en el segundo en América y Europa y en el primero en Alemania y Reino Unido. Además, es la principal preocupación a escala mundial para las empresas del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y el comercio minorista y mayorista.
En opinión del director general de AGCS España, Juan Manuel Negro, el "creciente número de actividades subcontratadas" ha provocado que los procesos de producción sean "más vulnerables" en términos de pérdida de beneficios. "La capacidad alternativa de producción de muchas organizaciones se ha reducido", ha añadido.
Por su parte, el director general de AGCS, Chris Fischer Hirs, ha apuntado que las empresas de todo el mundo "se enfrentan a un año de incertidumbre" y ha añadido que "están surgiendo un gran número de nuevos riesgos más allá de los peligros permanentes de incendio y catástrofes naturales que requieren un replanteamiento de las herramientas actuales de vigilancia y gestión de riesgos".