Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PepsiCo se alía con EIT Food para construir un sistema alimentario más sostenible en Europa

Los socios de EIT Food invertirán 1.200 millones en los próximos años
PepsiCo se ha unido al EIT Food, una iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), para construir un sistema alimentario más sostenible en Europa, según ha informado la multinacional en un comunicado.
En concreto, la iniciativa pretende crear cadenas de suministro de alimentos sostenibles a través de iniciativas de transformación y educación innovadoras.
EIT Food tiene por objetivo construir un ecosistema innovador de alimentos de confianza que apoye el derecho de los consumidores a tener una dieta más saludable y sostenible desde el punto de vista ambiental.
PepsiCo se ha comprometido junto al resto de miembros a transformar la manera en que los alimentos se producen, distribuyen y consumen actualmente en Europa.
De esta forma, en los próximos siete años, los socios de EIT Food invertirán cerca de 1.200 millones de euros que se sumarán a los 400 millones de euros financiados por el EIT.
La organización ha anunciado que establecerá cuatro programas centrados en el consumidor y en los desafíos de la sociedad como son alimentos saludables personalizados, la digitalización del sistema alimentario, el desarrollo de la cadena de suministro basado en el consumidor y la adopción de nuevas tecnologías en agricultura, procesamiento y venta final.
Entre los objetivos de los programas para 2030 figura ayudar, al menos a un 60% de los consumidores europeos, a alcanzar los niveles recomendados de ingesta de nutrición positiva incluyendo frutas y verduras, granos enteros y proteínas, al mismo tiempo que reducen su ingesta de sal, azúcar y grasas saturadas acorde con la recomendación de la OMS. Además, la iniciativa tiene como objetivo reducir el desperdicio alimentario en un 50% en 10 años.