Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlament pide al Govern que la Agencia Tributaria de Cataluña ofrezca "seguridad jurídica"

El pleno del Parlament ha aprobado este jueves una moción del PSC sobre la Agencia Tributaria de Cataluña que, entre otros puntos, insta al Govern a "respetar el principio de seguridad jurídica garantizando la estabilidad y la claridad" normativa en el ámbito tributario para que ni ciudadanos ni empresas tengan dudas.
También se ha aprobado pedir al Govern que publiquen las convocatorias y los resultados de cada una de las fases de los procesos selectivos de provisión y promoción de personal, y negociar con los sindicatos el despliegue del organismo.
Además, el pleno ha dado luz verde a la propuesta de informar antes del 31 de agosto a los ciudadanos y profesionales del cambio de gestión de los impuestos cedidos y de la nueva estructura territorial, así como garantizar que el 1 de septiembre el organismo estará preparado para asumir las tareas que actualmente llevan a cabo las oficinas liquidadoras de los registradores de la propiedad.
Los grupos también han votado a favor de exigir al Govern que presente un informe en noviembre sobre los primeros meses de gestión de los impuestos cedidos y otro sobre el modo en que se desarrollarán las labores de asesoramiento a los contribuyentes.
Además, el pleno del Parlament ha aprobado exigir al Ejecutivo catalán un informe sobre sus planes de futuro para la Agencia Tributaria de Cataluña "una vez haya agotado el marco que establece el autogobierno en relación a la gestión tributaria".
PUNTOS RECHAZADOS
La moción del PSC también proponía otros puntos que se ha rechazado, como garantizar que la Agencia Tributaria catalana comprobará el 100% de los expedientes que se presenten a través de las oficinas como medida para luchar contra el fraude y la evasión fiscal.
Además, se ha descartado exigir al Govern que garantice que el organismo tendrá una "dimensión adecuada a la masa tributaria que gestiona" para dar un servicio de calidad a los ciudadanos y hacer un uso eficiente de los recursos públicos.