Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE y Podemos respaldan las movilizaciones de los sindicatos que arrancan mañana

El PSOE y Podemos respaldan las movilizaciones convocadas por CC.OO. y UGT desde este jueves y hasta el domingo en toda España para protestar por los "límites" del Gobierno al diálogo social y para exigir "más y mejor" empleo, salarios dignos, pensiones sostenibles y una renta mínima contra la pobreza y la desigualdad.
Los principales partidos de la oposición se suman así a las más de 60 manifestaciones y concentraciones convocadas por los sindicatos en toda España, que se sucederán desde mañana, bajo el lema 'Las personas y sus derechos, lo primero', y hasta el próximo domingo, cuando está prevista una manifestación central en Madrid encabezada por los secretarios generales de UGT y CC.OO., Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente.
El secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafa Mayoral, se reunió el lunes en el Congreso con representantes de UGT y CC.OO. con el objetivo de aunar fuerzas para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, una alianza que tendrá como punto de partida las movilizaciones que arrancan este jueves.
Mayoral destacó que las movilizaciones de esta semana "marcan el inicio de un ciclo de movilizaciones desde abajo", y mostró su preocupación por el deterioro del diálogo social, que también compartió el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, y la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad social de UGT, Mari Carmen Barreda, quienes afirmaron que "se ha hurtado el diálogo social a los interlocutores sociales y han hecho un flaco favor a la propuestas apoyadas en el Parlamento".
Durante la reunión también se acordó trabajar en las 20 actuaciones urgentes por el progreso y el bienestar social promovidas por los sindicatos tras las elecciones generales, entre las que se encuentran un plan de choque por el empleo, derogar las reformas laborales, elevar el SMI, poner en marcha un plan estratégico para la industria y reactivar el Pacto de Toledo.
El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ya avanzó tras la convocatoria de las movilizaciones que la formación morada se sumaría a la convocatoria de los sindicatos para acompañarles en su reivindicaciones, ya que "la política del Gobierno no funciona y no atiende a razones".
Desde Podemos critican que la política del Gobierno del PP "no sólo es injusta y ha hecho pagar los costes de la crisis a la mayoría de los españoles salvando a una minoría privilegiada que ha ganado más que nunca", sino que además es una política "ineficaz".
EL PSOE LLAMA A "SALIR A LA CALLE".
Por su parte, el portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, ha hecho este miércoles un llamamiento a los militantes socialistas para que "respalden" las movilizaciones de UGT y CC.OO. para reclamar mejoras en los derechos de los trabajadores.
"El PSOE va a estar del lado de los sindicatos y tenemos que establecer una alianza para un trabajo compartido, desde la reivindicación sindical por parte de las centrales sindicales y desde la iniciativa política por parte del Partido Socialista", ha dicho Mario Jiménez durante su intervención en la reunión del grupo del PSOE-A en el Parlamento andaluz, donde es portavoz parlamentario.
Jiménez ha manifestado que históricamente ha sido así en el PSOE y que nadie tiene más capacidad de llevar la voz de los sindicatos a las instituciones para defender, para garantizar y respaldar todas aquellas iniciativas que significan defender los derechos de los trabajadores.
MÁS MOVILIZACIONES SI NO HAY DIÁLOGO SOCIAL.
CC.OO. y UGT han advertido de que estas movilizaciones no serán las últimas si el Ejecutivo no da espacio al diálogo social en esta legislatura o si el resultado del mismo no satisface los objetivos sindicales.
El malestar con el Gobierno por cómo se inició el proceso de diálogo social ha llevado a los sindicatos a convocar estas movilizaciones, anunciadas apenas 24 horas después de la reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para reactivar el diálogo social.
En concreto, a los sindicatos no les gustaron los dos límites al proceso marcados por Rajoy: no "liquidaría" sus reformas y no incumpliría el déficit público, a lo que más tarde se han sumado otras causas, como que el Gobierno pactara la subida del salario mínimo con el PSOE sin contar con los agentes sociales y por debajo de lo que reclamaban ellos, y que se quiera vetar un incremento de las pensiones para 2017 superior al 1%.