Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE confía en que el Congreso apoye mañana su propuesta para la derogación de la reforma laboral

El PSOE tiene la "convicción" de que la mayoría del Congreso quiere derogar la reforma laboral del PP y por eso confía en que el Pleno de la Cámara apruebe este martes la proposición no de ley que, con este objetivo, va a someter a votación y en la que también se demanda la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.
Así lo ha explicado este lunes en declaraciones en el Congreso el portavoz de Empleo del Grupo Socialista, Rafael Simancas, quien ha explicado que aún no han hablado con el resto de grupos para conocer el sentido de su voto, pero se ha mostrado convencido de que "hay una mayoría de representantes de los españoles que quiere acabar con la situación injusta que ha creado la reforma laboral".
'CALENTANDO' LAS PROTESTAS
Tras remarcar que "un pronunciamiento del Congreso es vinculante para cualquier Gobierno", Simancas ha proclamado que esta semana va a ser "decisiva para darle la vuelta a las políticas de empleo" del PP que, a su juicio, "han generado un paro recurrente y una precariedad, explotación y pobreza laboral sin precedentes".
Los socialistas decidieron llevar al próximo Pleno de la Cámara esta iniciativa después de que los sindicatos anunciaran movilizaciones tras la frustrada reunión sobre el diálogo social que mantuvieron con el Gobierno a finales de noviembre.
De hecho, el debate del texto del primer partido de la oposición servirá para 'calentar el ambiente' previo a las protestas sindicales, que tendrán el 15 de diciembre en varias ciudades españolas y culminarán el domingo 18 con una gran marcha en Madrid.
NUEVO ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES
El PSOE, que ha mostrado su apoyo a estas movilizaciones sindicales, señala dos puntos de esa reforma como los principales causantes de la "precarización" de salarios y empleos que están sufriendo los españoles: los recortes a la negociación colectiva y la facultad que se dio a los empresarios para modificar unilateralmente las condiciones de trabajo de los empleados.
En concreto, la proposición no de ley que los socialistas someterán a votación e el Pleno del Congreso emplaza al Gobierno a "adoptar de forma inmediata las medidas necesarias para derogar la reforma laboral que el Partido Popular impuso en la X Legislatura".
Y, en paralelo, le insta a "abrir un proceso de diálogo social que desde el acuerdo culmine con la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores que recupere su naturaleza originaria de carta de garantía de los derechos laborales".