Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE lleva una ley al Congreso para obligar a las empresas a registrar el horario de sus empleados

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición de ley para que las empresas estén obligadas a contabilizar las horas que hacen sus empleados en sus puestos de trabajo.
La iniciativa, firmada por la portavoz adjunta de los socialistas en la Comisión de Empleo de la Cámara Baja, Rocío de Frutos, establece la obligación de las compañías de mantener durante cuatro años ese registro en el centro de trabajo, disponible para la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
Para los socialistas, "la precarización del mercado de trabajo se ha convertido en una realidad cotidiana y generalizada de nuestro tejido empresarial", y una de sus consecuencias son las "prolongaciones indebidas de jornada" que, a su juicio, "están ocurriendo a partir de la reforma laboral del PP".
"Registrar la jornada es lo mínimo de lo mínimo para empezar a garantizar los derechos del trabajador, porque supone que el trabajador va a poder probar lo que trabaja, y cobrar y cotizar por las horas que realiza", asevera De Frutos.
ASEGURAR UNA "DISTRIBUCIÓN REGULAR" DE LA JORNADA
La iniciativa modifica el artículo 34 del Real Decreto Legislativo 2/2015 de 23 de Octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Estatuto de los Trabajadores, con el fin de asegurar "la distribución regular de la jornada", un derecho que creen que "es vulnerado sistemáticamente".
"La extralimitación de la duración de la jornada se convierte en regla general y el trabajo a tiempo parcial, por mandato legal, se convierte en un tiempo completo", denuncia la iniciativa socialista, que advierte también de "las irregularidades y el fraude en el uso de las horas extraordinarias, también facilitadas por la desregulación y desarticulación de los mecanismos de protección de la persona trabajadora frente al poder unilateral del empresario".
Estas irregularidades, apostillan, además de suponer "una lesión a los derechos laborales", también constituyen "un fraude en las arcas de la Seguridad Social al dejar de ingresar las cotizaciones sociales devengadas por su realización".
"CONTRADICCIONES" TRAS LA SENTENCIA DEL SUPREMO
Los socialistas tratan también de corregir con la proposición de ley "ciertas contradicciones que se han producido tras una reciente sentencia del Tribunal Supremo del 23 marzo, que absuelve a Bankia de llevar el control horario de sus trabajadores".
"Esta doctrina, mantenida en la sentencia de 20 de abril, ha llevado a la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social, mediante nuevas instrucciones, a dejar de exigir el registro diario de jornada, sin perjuicio de comprobar el cumplimiento de la normativa y de los límites establecidos en materia de tiempo de trabajo", alertan, cuando "era doctrina jurisprudencial asentada que el registro de jornada diaria era obligatoria, se realizaran o no horas extraordinarias".