Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP tumbará las enmiendas tras el acuerdo con el PNV y ya sólo necesita un voto más para aprobarlos

El acuerdo que el Gobierno ha cerrado con el PNV para la tramitación de los Presupuestos Generales de 2017 garantiza que, juntos, tumbarán las enmiendas de totalidad que se votan este jueves, pero aún se necesitará un voto más para aprobar el proyecto del Gobierno.
Las siete enmiendas de totalidad que se votan este jueves representan a 175 diputados del PSOE, Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Esquerra Republicana, el PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canarias, lo que supone la mitad exacta del Congreso.
Mariano Rajoy, por su parte, comenzó el debate de los Presupuestos contando con el apoyo de los 134 diputados del Partido Popular más los de Ciudadanos, la diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, y los dos votos de su socio electoral en Navarra, UPN, lo que asegura 169 diputados.
PRESIÓN DE FORO
También contará presumiblemente con el Foro Asturias, que aunque ha mostrado su disconformidad con parte de las cuentas del Ejecutivo, confía en su modificación en fase de enmiendas al articulado y ha anunciado que no apoyará las enmiendas a la totalidad.
El acuerdo anunciado con el PNV permite al PP elevar a 175 los votos en contra de esas enmiendas de totalidad, siempre que no haya ausencias ni errores en la votación y ese empate es suficiente para derrotar a la oposición en este primer examen parlamentario.
Y cuando los presupuestos pasen a comisión, junto con las enmiendas parciales registradas, el PP seguirá teniendo ventaja gracias al apoyo del PNV y a la presencias de UPN llevando la voz de todo el Grupo Mixto en esa fase.
A FINALES DE MAYO, MOMENTO CLAVE
Pero el momento clave será a finales de mayo, cuando el Pleno del Congreso vuelva a debatir los Presupuestos Generales, esta vez sección por sección. En ese momento ya no bastará el PP, sino que el Gobierno necesitará más votos a favor que en contra, lo que implica ganar un voto más o provocar abstenciones en la oposición.
En ese segundo Pleno de Presupuestos se debate y votan las cuentas de cada ministerio y, con que una sola sección fuera rechazada por el Congreso, caería todo el proyecto presupuestario. Y en esa fase parlamentaria, Foro Asturias tiene anunciadas enmiendas de totalidad contra tres departamentos ministeriales.
Por todo ello, todas las miradas apuntarán a Nueva Canarias, cuyo diputado, Pedro Quevedo, ha mostrado su disposición a negociar con el Gobierno.