Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP y Ciudadanos pactan la creación de un regulador independiente para controlar la contratación pública

El PP y Ciudadanos han pactado una enmienda al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para crear un regulador independiente con el fin de supervisar la contratación pública, la Oficina Nacional de Evaluación.
Esta enmienda, registrada por la formación naranja, fue rechazada en la Comisión de Presupuestos al no contar con el apoyo ni de PP, ni PSOE ni Unidos Podemos. Sin embargo, según ha apuntado el portavoz de Fomento de Ciudadanos, Fernando Navarro, de cara a las votaciones de esta semana han logrado un acuerdo con los 'populares' para sacar adelante esta propuesta.
Durante el debate de las enmiendas parciales a las cuentas de 2017 en el Pleno del Congreso, Navarro ha recordado que recientemente el Consejo Europeo ha afeado inexistencia de "un marco nítido y coherente que asegure verdadera concurrencia en la contratación".
Este organismo, ha apostillado, garantizaría una "verdadera concurrencia y eficiencia" en este tipo de concursos a través del control antes y después de la contratación, lo que, a su juicio dificultaría "la corrupción y el amiguismo".
Navarro ha defendido que no acabe siendo "un mero organismo consultivo" y que pueda emitir en el futuro "reglas vinculantes". Asimismo, ha instado a que este organismo pueda desarrollar análisis de rentabilidad social y económica.