Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PIB acelera su crecimiento al 0,8% en el primer trimestre por el consumo y la inversión

La tasa interanual se mantiene en el 3%, animada especialmente por la inversión
La economía española creció un 0,8% en el primer trimestre, una décima más que en los dos últimos trimestres, gracias al consumo de los hogares y al gasto público, que mostraron aumentos trimestrales del 0,4% y del 0,3%, respectivamente, y también a la inversión, que aceleró su crecimiento trimestral hasta el 2%, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la que se confirman los datos avanzados a finales de abril.
Con el crecimiento del 0,8% registrado entre enero y marzo se acumulan ya catorce trimestres de avances. En los dos primeros trimestres del año pasado la economía española creció también un 0,8%, mientras que en la segunda mitad del ejercicio lo hizo a un ritmo trimestral del 0,7%, una décima menos.
La tasa interanual, por su parte, se mantuvo en el 3% en el primer trimestre, la misma tasa que en el cuarto trimestre de 2016, y con ella se acumulan ya trece trimestres en positivo.
El INE ha explicado que la demanda nacional contribuyó con 2,2 puntos al crecimiento interanual del PIB, mientras que la demanda externa aportó ocho décimas, tasas similares a las del cuarto trimestre de 2016.
LA INVERSIÓN SE ANIMA EN EL ARRANQUE DEL AÑO
Pese a que los hogares aumentaron su gasto en consumo un 0,4% en el primer trimestre, éste desaceleró su ritmo de crecimiento en tres décimas, pues venía de aumentar un 0,7% en el último trimestre de 2016. Asimismo, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares se contrajo un 0,3% entre enero y marzo, frente al repunte del 0,8% registrado en el trimestre anterior.
Por el contrario, el gasto público apretó el paso en el primer trimestre y aumentó un 0,3%, en contraste con el descenso del 0,2% que experimentó en el cuarto trimestre de 2016.
La formación bruta de capital fijo, por su lado, también pisó el acelerador en el primer trimestre al crecer un 2% en relación al trimestre anterior, su mayor aumento desde el segundo trimestre de 2015 y tasa 1,5 puntos superior a la del cuarto trimestre de 2016.
Este notable repunte de la inversión fue consecuencia del mayor crecimiento de la inversión en construcción (1,1% en el primer trimestre frente al 0,7% del trimestre anterior), y al fuerte aumento de la inversión en bienes de equipo (un 3%, frente al crecimiento nulo del trimestre anterior).
En términos interanuales, los dos principales componentes de la demanda nacional (consumo e inversión) mostraron un comportamiento desigual. Mientras que el consumo desaceleró su crecimiento respecto al trimestre anterior, la inversión lo aceleró.
El empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, creció un 0,7% en tasa trimestral y un 2,5% anual, dos décimas menos que en el trimestre anterior, lo que supone la creación de 435.000 empleos a tiempo completo en un año.
(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))