Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PIB de China se ralentiza pero su economía de consumo crece a la velocidad "récord" de un 10% anual

El modelo de crecimiento de la economía china, basado principalmente en la exportación, continúa avanzando en su transición hacia la economía de consumo al crecer, en este capítulo, un 10% anual, según se desprende de un informe sobre China realizado por The Boston Consulting Group (BCG) y AliResearch.
De esta forma, la consultora señala que la economía de consumo en China crece a una velocidad récord, por encima que cualquier otro país del planeta y se prevé que agregue hasta 1,8 billones de dólares en 2021 en nuevo consumo.
Esto cifra supone, según explica BCG, aproximadamente el tamaño de la economía de consumo actual de Alemania y más de una cuarta parte de todo el crecimiento de la economía de consumo de los principales países.
Así, a pesar de que el crecimiento económico general de China parece "aliviarse", la economía de consumo del país se está beneficiando fuertemente por el resurgimiento de la clase media, con una población más joven y dispuesta a gastar, así como por la aparición de nuevos canales de compra como el comercio electrónico.
"Estos factores están impulsando a que los consumidores chinos gasten más y se comercialicen productos de mayor calidad", señaló el socio de BCG y coautor del informe, Jeff Walters.
Asimismo, señala que la tecnología digital "es uno de los motores subyacentes" y añade que la población china "está más conectada que el resto del mundo y su economía es una de las más digitalizadas".
El informe apunta así a China como la localización idónea para las empresas de consumo, si bien, cree que a medida que la economía del país madura, sus consumidores serán cada vez más diversos.
En este sentido, la consultora aconseja dibujar el perfil de los consumidores emergentes a los que cada empresa en cuestión va a dirigirse realizando una segmentación muy precisa, y no dirigirse hacia un grupo demográfico "amplio y homogéneo".