Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Óscar López pide cambios "urgentes" y la marcha atrás de la "nefasta" reforma laboral

El secretario Organización del PSOE, Óscar López, en la comparecencia dada en la sede del PSOEcuatro.com

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha pedido que el Gobierno acometa cambios "urgentes" en las medidas que está adoptando y, con ello, dé marcha atrás a la reforma laboral, que considera "nefasta" para la creación de empleo.

Durante su visita a la localidad de Villarino (Salamanca), López ha apuntado que el paro se ha incrementado en unas 74.000 personas y se ha reducido el número de afiliados en la Seguridad Social en unos 200.000 ciudadanos.
Además, el 'número tres' de los socialistas ha remarcado que durante el año que lleva Mariano Rajoy al frente de la Presidencia del Gobierno hay medio millón de personas más en paro y 700.000 afiliados menos en la Seguridad Social.
Por estos motivos, ha incidido en que son precisos cambios en las medidas adoptadas por el Ejecutivo nacional y ha subrayado que la última reforma laboral está siendo "nefasta", al "recortar derechos y abaratar el despido" y no atajar los "lamentables" datos de desempleo que se vienen sucediendo.
López ha dicho que el actual Gobierno es el "peor de la España democrática" por no encontrar soluciones y por protagonizar "los peores recortes" de la historia en el país, especialmente en sanidad, educación, dependencia y bienestar social.
Asimismo, ha calificado de "lamentable" la imagen de Rajoy durante la campaña electoral delante de una oficina del INEM diciendo que con su llegada a La Moncloa se pondría fin al problema de desempleo.
Además, ha señalado que la "verdadera cara" del actual Gobierno es la que se pudo ver el pasado viernes, cuando se aprobó un incremento de las pensiones por debajo del IPC y se materializó una "amnistía fiscal" a los defraudadores.