Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange eleva sus ingresos en España un 8,5% en el primer trimestre

La facturación de la operadora se ve impulsada por el buen comportamiento de los servicios móviles y la convergencia
Orange España alcanzó una cifra de negocio de 1.290 millones de euros en el primer trimestre de 2017, un 8,7% más en términos comparables que los 1.189 millones de euros que ingresó en el mismo periodo del año anterior, gracias al impulso tanto de los servicios móviles como de la convergencia.
Según ha informado la compañía francesa en un comunicado, su negocio convergente elevó un 12,1% sus ingresos en el primer trimestre al mantener un ritmo de "constante crecimiento", como reflejan las 48.000 altas netas registradas en los tres primeros meses del año.
De esta manera, la operadora contaba a fecha de 31 de marzo con 3,1 millones de clientes convergentes, lo que supone un 6,5% más que hace un año y representa ya un 82% de su base de clientes de banda ancha fija, 1,5 puntos porcentuales más que el año anterior.
Asimismo, ha subrayado que los ingresos por servicios móviles alcanzaron en los tres primeros meses del año los 654 millones de euros, lo que supone un 8,1% más en términos comparables y un 6,1% en base histórica.
En concreto, destaca que esta división se ha beneficiado de la "continuada mejora de las ofertas" y del despliegue de la red de 4G, que cubre ya el 91% de la población española y que contaba a fecha de 31 de marzo con 8,2 millones de clientes, 1,4 veces más que hace un año.
A cierre del primer trimestre de 2017, Orange contaba con 15,76 millones de clientes de servicios móviles, después de que los clientes de contrato, excluido los relacionados con los servicios M2M ('machine to machine'), aumentaran un 3,2% interanual, hasta los 11,3 millones, tras lograr 119.000 altas netas.
En esta línea, añade que el ARPU (ingreso medio por usuario) aumentó desde los 13 euros de finales del primer trimestre de 2016 hasta los 13,6 euros a fecha de 31 de marzo de 2017. En el caso de los clientes de contrato, el ARPU se incrementó un 4%.
Por otro lado, también destaca el crecimiento "significativo" tanto de los servicios móviles ofrecidos a los operadores móviles virtuales (OMV) como de la compartición de redes. En consecuencia, los clientes de OMV pasaron de los 1,63 millones de hace un año a 4,9 millones.
BANDA ANCHA FIJA.
Por su parte, los ingresos por servicios fijos en España alcanzaron en el primer trimestre los 500 millones de euros, un 7,5% más en términos comparables y un 10,2% en comparación histórica, impulsados por el "fuerte crecimiento" que sigue registrando la banda ancha fija, que creció un 8,5%.
La base de clientes de banda ancha fija subió un 5,4% internual, hasta los 4,17 millones, mientras que el ARPU trimestral ascendió desde los 30,6 euros hasta los 31,6 euros. En particular, destaca el fuerte incremento de la fibra óptica, que cerró marzo con 1,81 millones suscriptores, 1,8 veces más que en el primer trimestre de 2016 tras lograr 196.000 altas netas en el trimestre, lo que representa el 43% del total de sus clientes de banda ancha fija, 18 puntos más que hace un año.
En este sentido, el grupo añade que el número de hogares conectados por fibra en España asciende a 10 millones a 31 de marzo de 2016, lo que supone casi la mitad de los 21,5 millones que tiene todo el grupo y que le colocan a la cabeza de todos los países donde Orange tiene presencia, seguido de Francia, con 7,4 millones de hogares conectados por fibra.
Asimismo, la operadora remarca que los clientes de servicios de televisión se multiplicaron por 1,5, hasta los 537.000, gracias al éxito de las ofertas de contenidos, especialmente los relacionados con el fútbol.
El consejero delegado del Grupo Orange, Stéphane Richard, ha remarcado que el sólido comportamiento comercial que ha registrado en países como España, Francia y Polonia ha permitido a todo el grupo elevar sus ingresos en el primer trimestre (+0,8% en términos comparables) y confirmar la mejora de la tendencia registra en 2016.