Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCU recomienda evitar la "reventa" de entradas en nochevieja para no ser estafado y reclamar en caso de cancelación

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido que "no son pocas" las personas que cada año se quedan sin festejar la nochevieja como habían previsto debido a que son estafados en la venta de entradas para acudir a una fiesta en algún local o debido a que esta se cancela o es desalojada por exceso de aforo u otras ilegalidades.
Por ello, ha subrayado que, a la hora de adquirir las entradas para un festejo, lo mejor es "comprarlas en el momento de la fiesta" para evitar cancelaciones o falsificaciones, aunque esto no siempre sea "realista", debido al riesgo a quedarse sin entradas.
En todo caso, señala que siempre que se compren entradas para una fiesta hay que hacerlo en establecimientos de confianza o mediante intermediarios que merezcan "absoluta fiabilidad", en sitios seguros y habiendo leído las condiciones de la compra. Además, recuerdan que es necesario guardar copia de la transacción para poder reclamar en caso de incumplimiento de las condiciones, de cancelación o de que se produzca un engaño.
QUÉ HACER SI LOS PLANES SE TUERCEN
En este sentido, subrayan que, pese a que cuando ocurren "inconvenientes" de este tipo "nadie puede devolver la ilusión de la fiesta", sí existen mecanismos para recuperar el dinero "y la dignidad".
"Si se cancela o suspende tu fiesta, exige tu dinero. Si por algún motivo (no por fuerza mayor) la empresa cambia las condiciones (el local, la hora, los servicios que ofrecen) o suspende la fiesta tienes derecho a que te devuelvan lo que pagaste", asegura la organización.
Asimismo, los usuarios pueden reclamar la devolución del importe si se frustra la fiesta debido, por ejemplo, a que el organizador no tenía licencia para llevar a cabo la actividad y la Policía desaloja el local.
En todo caso, la OCU hace hincapié en la importancia de que, para poder reclamar, es importante "conservar todos los documentos" relacionados con la promoción de la fiesta, la compra de la entrada y las condiciones de la compra.
"Lo normal es que se trate de un problema de consumo, pero si hay una estafa porque te hayan vendido entradas falsas, por ejemplo, se ocupará directamente la policía", explica.