Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCU aconseja hacer listas para evitar compras compulsivas en rebajas y pide conservar el tique de compra

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece una serie de consejos ante el periodo de rebajas, cuando recomienda hacer listas para evitar compras compulsivas y conservar el tique de compra, entre otras pautas.
En el decálogo que ofrece a los consumidores, la organización avisa de que los productos que se eligen deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento, durante al menos un mes y, que su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados, al mismo tiempo que su precio original debe ir junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.
Por otro lado, la OCU señala que en algunos establecimientos se fijan unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (aceptación del pago con tarjeta, las devoluciones, entre otras), pero indica que esas condiciones deben indicarse expresamente. En caso de duda, animan a preguntar al responsable del establecimiento.
Por ello, advierten de la importancia de guardar el tique o factura simplificada de las compras, pues es necesario para cualquier posible reclamación, cambio o devolución. De esta manera, el servicio postventa y la aplicación de la garantía son iguales, independientemente de que se compre el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo.
Finalmente, si no se consigue una solución ante un problema con la compra deseada es recomendable pedir la hoja de reclamaciones (que todo establecimiento debe tener) y plasmar en ella la queja, al tiempo que aboga por elegir establecimientos adheridos al sistema arbitral de consumo, que ofrecen más garantías al comprador (pues en caso de desacuerdo se prestarán a resolver sus diferencias con el cliente de una manera rápida y gratuita).