Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE advierte de que el proteccionismo es el "principal riesgo" para la recuperación económica

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha advertido este martes de que el auge del proteccionismo es el "principal riesgo" para la recuperación económica, puesto que desencadenaría un ciclo dañino de represalias que tendría un impacto negativo "importante" sobre el comercio y el crecimiento.
Así lo ha señalado la organización dirigida por el mexicano Ángel Gurría en la actualización de su informe 'Perspectivas Económicas', que augura un repunte del crecimiento del PIB mundial del 3,3% este año y del 3,6% en 2018 --en línea con lo previsto anteriormente--, frente al crecimiento del 3% experimentado por la economía global en 2016.
"Se necesitan esfuerzos para fortalecer las políticas domésticas que fomenten la apertura del comercio, maximicen sus beneficios y aseguren un reparto equitativo de estos", clama la OCDE en el documento, donde incide en que hay que reducir los obstáculos a la reasignación y transición de los trabajadores.
En este sentido, el denominado 'Club de los países ricos' insiste en que un retroceso en la apertura de los mercados internacionales sería "costoso", puesto que una "parte significativa" del empleo en muchos países está "vinculada" a la participación en cadenas de valor de carácter global.
"Ahora más que nunca, los gobiernos deben tomar medidas que restablezcan la confianza de las personas y, al mismo tiempo, se resistan a invertir o revertir muchos de los avances logrados mediante una mayor cooperación internacional", comentó al respecto Gurría, secretario general de la OCDE, que añade que el crecimiento sigue siendo "demasiado débil".
"Es necesario abordar el coste social de la crisis y el aumento de las desigualdades para provocar que el crecimiento sea más inclusivo y para reducir las presiones proteccionistas y otras respuestas populistas", apostilló la organización internacional en la presentación de su informe.