Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Norbolsa no descarta movimientos corporativos en Popular con la llegada de Saracho

La llegada de Emilio Saracho a la presidencia de Banco Popular en el primer trimestre de 2017 podría venir acompañada de la venta o fusión de entidad, según los expertos de Norbolsa, que afirman que "con la nueva dirección" no pueden descartar un movimiento corporativo que, en cualquier caso, "sería bienvenido por los reguladores".
Los analistas explican que el negocio de empresas de Popular tendría "un encaje estratégico" para cualquier banco doméstico, más enfocados, en general, en el negocio de particulares e hipotecas.
"La entrada de Emilio Saracho en la presidencia y Pedro Larena en el puesto de consejero delegado deberían esclarecer el futuro del grupo", señala en su informe Norbolsa, que cree que el banco continuará apostando por el plan estratégico ya diseñado, aunque lo considera "exigente en objetivos y plazos", pero "realizable".
Norbolsa recuerda que la entidad todavía tiene pendiente contabilizar provisiones por 4.700 millones de euros en el cuarto trimestre del año, "lo que permitirá mejorar la cobertura de activos improductivos del balance para facilitar su desinversión, aunque supondrá una pérdida contable de más de 2.300 millones para este año".
En este contexto, los expertos reiteran su recomendación de mantener a un precio objetivo de un euro por acción y opinan que el elevado volumen de posiciones cortas "podría ser un revulsivo adicional en caso de consolidación de la mejor expectativa sobre la entidad".