Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's prevé que los tipos de interés en Europa se mantengan en mínimos hasta finales de 2018

La agencia de calificación Moody's pronostica que los tipos de interés en el Viejo Continente se mantendrán en mínimos históricos durante, al menos, los próximos dos años.
Así lo ha indicado en un informe publicado este jueves sobre la divergencia de los tipos de interés en el sector bancario mundial, donde también ha explicado que esto producirá que la banca europea sufra mayores presiones sobre su rentabilidad.
No obstante, Moody's cree que se producirá un importante y continuo repunte de la concesión de créditos bancarios.
El primer semestre de 2019 es el periodo para el que Moody's apunta a una subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE).
Asimismo, la agencia ha recordado que en un principio los tipos de interés bajos sirvieron de estímulo para el sector, permitiéndoles reducir los costes de financiación a la vez que aún los bajos tipos no se traducían en una caída de los tipos a largo plazo, por lo que mantenían altas rentabilidades de los activos hipotecarios.
BANCOS DE EEUU Y EL RESTO DEL MUNDO
El 'gap' o brecha de rentabilidad entre los bancos estadounidenses y los del resto del mundo se ampliará entre los próximos doce y dieciocho meses.
Según el vicepresidente de Moody's, Michael Rohr, "a medida que los tipos de interés en EEUU aumenten y continúen los tipos bajos e incluso negativos en Europa (y Japón), la rentabilidad de los primeros aumentará en detrimento de los segundos".
En este sentido, Moody's explica en su informe que los bancos estadounidenses se recuperaron de la crisis financiera más rápidamente que los bancos europeos, mostrando una rentabilidad sobre activos totales medio (ROA) del 1% en 2016, frente al 0,4% de los bancos comunitarios.
De igual forma, la agencia de calificación prevé que la Reserva Federal (FED), aumente progresivamente las tasas de interés en lo que queda de 2017 y continué haciéndolo en 2018.
Este nuevo escenario permitirá que los bancos estadounidenses apliquen intereses más altos en productos hipotecarios y de inversión, con lo que lograrán aumentar de manera gradual los ingresos netos por intereses, principal fuente de ingresos de los bancos estadounidenses.
VULNERABILIDAD A TIPOS BAJOS
En su informe, Moody's incluye un análisis sobre la vulnerabilidad de las entidades bancarias a los bajos tipos de interés y concluye que no todos los bancos son igual de frágiles.
De esta forma, explica que la vulnerabilidad dependerá de los balances y estructura de los mismos.
Concretamente, los bancos más vulnerables a bajos tipos de interés son aquellos en los que un alto porcentaje de sus ingresos totales dependen de los intereses; están fuertemente subordinados a los depósitos de los hogares para financiar los préstamos que conceden, y aquellos que cuentan con una elevada proporción de activos a tipo fijo y a largo plazo sujetos a revalorización cuando alcanzan el periodo de vencimiento.