Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's preve que un mayor consumo y la demanda de datos eleven los ingresos de las telecos europeas

Los operadores de telecomunicaciones europeos mantendrán un crecimiento medio de los ingresos de entre el 1% y el 2% en los próximos 12 o 18 meses gracias a la mejoría del consumo en la región y al aumento de la demanda de servicios de datos de alta velocidad, según la agencia de calificación crediticia Moody's.
En un informe, Moody's remarca que el incremento en el gasto de los consumidores y la mayor demanda de datos permitirán a las operadoras elevar sus precios, lo que apoyará el crecimiento sostenido de los ingresos y afianzará la perspectiva estable que la agencia otorga al sector en 2017.
"Los clientes están dispuestos a pagar más dinero por más valor y los operadores continuarán ofreciendo mayores velocidades; más capacidad, contenidos y servicios adicionales, como roaming; una mayor seguridad de red y capacidad de almacenamiento en la nube para apoyar subidas de precios", ha afirmado el vicepresidente senior de Moody's, Carlos Winzer.
Asimismo, la agencia prevé que la rentabilidad de las empresas de telecomunicaciones mejore en los próximos meses gracias a un aumento de los ingresos y a unos costes bajo control, lo que permitirá a estas compañías seguir disfrutando de márgenes de Ebitda elevados, que subirán del 35% actual al 36% en 2017.
Respecto al capex, Moody's cree que las necesidades de inversión seguirán siendo elevadas en 2017, alcanzando ratios respecto a los ingresos del 20%, con el objetivo de lograr una cobertura de 100 Mbps en todo el territorio en el que operan en 2025.
En concreto, la agencia de calificación apunta que estas necesidades de inversión limitarán especialmente los flujos de caja en la francesa Orange, la alemana Deutsche Telekom y la italiana Telecom Italia.
POSTURA DE LOS REGULADORES.
Por otro lado, Moody's considera que los reguladores europeos han adoptado una postura "más equilibrada" en la que han cambiado su enfoque de la reducción de precios a los consumidores a la promoción de inversiones en redes de alta velocidad, como se ve reflejado en la última propuesta de la Comisión Europea.
En este contexto, ve "improbable" que se lleven a cabo grandes procesos de fusión o adquisición transfronterizos en los próximos 12 ó 18 meses debido a la ausencia de sinergias significativas con estas operaciones, a la limitada flexibilidad financiera para llevarlas a cabo y al deseo de los gobiernos de seguir protegiendo a los incumbentes.
En su opinión, también es improbable que haya fusiones entre operadores móviles y ve más posible que se den entre operadores fijos y móviles u operadores de móviles y de cable en busca de la convergencia. En el caso de España, tras la compra de Yoigo por MásMólvil, ve poco probable un nuevo movimiento de consolidación en el próximo año.
Respecto al perfil financiero de las compañías europeas, Moody's apunta que alguna de las mayores de Europa como Telefónica, Deutsche Telekom, Vodafone Group, Telia Company o Telecom Italia todavía deben reconstruir su fortaleza financiera para preservar su actual rating.
Para ello, espera que estas compañías llevan a cabo en los próximos meses ventas de activos o utilicen sus excedentes de efectivo para reducir deuda. Además, estima que incrementarán sus inversiones para apoyar el crecimiento futuro de los ingresos.