Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro defiende un reparto simétrico del déficit autonómico "por un sentido práctico de la política"

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha reiterado que la posición del Gobierno frente a aquellas comunidades que exigen una distribución asimétrica del déficit financiero es "clarísima", defendiendo su propuesta de distribuir el mismo objetivo de déficit para todas ellas, según ha explicado en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.
"Estamos proponiendo el mismo objetivo de déficit para todas las autonomías, y lo estamos haciendo por un sentido práctico de la política", ha reiterado el ministro, tras señalar que el sistema asimétrico "ya se aplicó en 2013" y, aunque no ha querido valorar aquello, ha recordado que "se decidió volver a lo común".
Durante la reunión del consejo, se ha aprobado que el objetivo de déficit para 2017 sea del 0,7% este año para todas las autonomías, para reducirlo al 0,6% en 2017, al 0,3% en 2018 y alcanzar el equilibrio presupuestario en 2019. Por su parte, la deuda deberá situarse en el 24,1% del PIB el próximo año, para descender al 23,6% en 2018 y al 22,7% del PIB en 2019.
La propuesta de un déficit asimétrico ha sido especialmente defendida por Cataluña y por la Airef. "La propuesta es bienvenida como todo tipo de propuestas, porque son interesantes e implican muchas consideraciones para un futuro", ha explicado, pero considera que haber entrado en este debate podría haber supuesto no llegar a tiempo a aprobar los objetivos.
Mientras que la Comunidad Valenciana y Baleares han votado en contra de los objetivos de déficit de las autonomías para 2017, el resto de comunidades socialistas se han abstenido. El resto de las 'populares' más Canarias han votado a favor. Al no haber estado representada por un consejero, Cataluña no ha podido votar.