Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro garantiza a la CEOE que la aplicación de la subida de Sociedades no generará inseguridad jurídica

Le recuerda que la reducción del déficit es un compromiso de todos y que muchas empresas se están financiado a tipos negativos
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha garantizado a la CEOE que la aplicación de la subida del Impuesto sobre Sociedades no generará inseguridad jurídica a las empresas y se precisará todo lo que sea necesario en el desarrollo reglamentario del decreto-ley que aprobó los cambios.
Montoro, que participó en la firma del convenio de los ministerios de Hacienda y de Sanidad con Frmaindustria para reducir el gasto sanitario, respondió a así a la patronal, que ayer mismo anunció que estudia presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la reforma del Impuesto sobre Sociedades, ya que considera que vulnera algunos artículos de la Carta Magna y crea inseguridad jurídica.
"Está lejos de nuestro ánimo introducir inseguridad jurídica, ya tendremos ocasión para irlo precisando en el desarrollo reglamentario", subrayó el ministro, tras asegurar tajante que "no habrá ningún problema de inseguridad jurídica en la aplicación de la nueva ley".
Montoro afirmó que la subida del Impuesto sobre Sociedades, que aportará 4.650 millones de euros adicionales, se ha aprobado para garantizar la corrección del déficit público en 2017, que obligaba al Gobierno a acometer un ajuste de unos 16.000 millones de euros.
Según el titular de Hacienda, el Ejecutivo está pidiendo un "esfuerzo especial" a las empresas que "mejor" pueden atender dicho esfuerzo porque son las que "mejor" se están financiando, algunas de ellas a tipos de interés negativos, al tiempo que recordó que el Banco Central Europeo (BCE) está comprando deuda de ciertas compañías españolas.
"Estamos apelando al núcleo económico que mejor puede facilitar la financiación extraordinaria de nuestras administraciones públicas para llegar al objetivo de déficit público (del 3,1% en 2017), que debe ser el compromiso de todos", subrayó.