Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monti admite que hubo "tensión" pero ve "satisfactorias" las medidas pactadas

Veto de España e Italia al pacto de crecimiento

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha admitido este viernes que la cumbre de líderes europeos ha sido "muy difícil" y que hubo "tensión" por el veto de España e Italia al pacto de crecimiento, pero ha considerado "satisfactorias" las medidas a corto plazo acordadas para estabilizar la eurozona.
"Todo es muy positivo para la UE y la eurozona", ha explicado Monti al término de la reunión. "Las medidas parecen satisfactorias para la estabilización de la eurozona", ha agregado.
La negociación fue "muy difícil" porque, aunque Italia apoyaba plenamente el pacto por el crecimiento, "impidió su aprobación, como después hizo España, porque hemos subrayado que para nosotros era un paquete unitario" que debía incluir también "las medidas para afrontar la inestabilidad en la eurozona a corto plazo".
"Ha habido muchas discusiones, un poco de tensión, pero ha sido muy útil porque hemos avanzado", ha explicado el primer ministro italiano.
Ha resaltado que la primera de las medidas aprobadas, la recapitalización directa de la banca por parte del fondo de rescate sin pasar por el Estado "interesa a España". En cuanto a la intervención del fondo en el mercado de deuda, Monti ha aclarado que será necesario que un país lo pida pero "no deberá someterse a un programa (de ajuste) específico y no habrá troika".
El país deberá limitarse a cumplir los ajustes prometidos en el marco del expediente por déficit excesivo y las recomendaciones de política económica de la Comisión.