Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merlín culmina su fusión con Testa para integrar Metrovacesa antes de fin de año

Constituirá el primer grupo inmobiliario español, con el Santander como primer accionista
Merlín Properties culmina este martes su fusión con Testa mientras trabaja en materializar antes de fin de año la integración de Metrovacesa, una doble operación que convertirá a la socimi en la primera inmobiliaria española y una de las mayores de Europa.
La compañía resultante de la doble fusión contará con activos inmobiliarios en alquiler por valor de unos 10.000 millones de euros y tendrá al Santander como primer accionista, con una participación del 21,9%.
Por el momento, la socimi que dirige Ismael Clemente saldará el último proceso de la integración de Testa este martes, 6 de septiembre, con la celebración de la junta extraordinaria de la exfilial de Sacyr que aprobará la operación.
Se trata de uno de los últimos trámites formales, dado que, en la práctica, Merlín y Testa llevan ya meses operando de forma conjunta como una sóla empresa.
En su junta de accionistas, Testa, además de aprobar su integración en Merlín, también autorizará la fusión de su negocio de viviendas en renta con el que aporte Metrovacesa para conformar una nueva firma de pisos en alquier.
Una vez cerrada la integración de Testa, Merlín se centrará en materializar su fusión con Metrovacesa. La operación, que ya cuenta con el 'visto bueno' de Competencia, se materializará mediente un canje de acciones por activos inmobiliarios.
En concreto, Santander y el resto de bancos que actualmente controlan Metrovacesa (BBVA y Banco Popular) cedarán a Merlín los edificios de oficinas y centros comerciales de la inmobiliaria, valorados en 1.672 millones de euros, a cambio de recibir acciones de la socimi.
Este canje de activos por acciones dará lugar a una nueva Merlín, que contará con una cartera de oficinas, centros comerciales y centros logísticos valorada en 9.317 millones de euros y que genera ingresos por alquileres de 450 millones al año.
Además del Santander, la nueva empresa también tendrá como accionistas al BBVA, con un porcentaje del 6,4% y al Banco Popular, con otro 2,86%.
SEGUNDA EMPRESA DE PISOS EN RENTA.
De la fusión también surgirá una segunda empresa, fruto de la integración de los pisos en renta de la exfilial de Sacyr con los de Metrovacesa, que gestionará así un parque de 4.700 viviendas en alquiler.
Merlín contará con el 34,2% de esta filial de viviendas, que no consolidará en sus cuentas, dado que estará controlada en un 46% por el Santander.
El acuerdo de integración de fusión que Merlín y Metrovacesa, alcanzado el pasado mes de junio y que próximamente aprobarán en sus respectivas juntas de accionistas, contempla una penalización de 75 millones de euros en caso de que la operación no resulte por causas atribuibles a una de las firmas, que sería la que abonaría la sanción a la otra empresa.