Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Europa está preparada para la salida de Grecia del euro"

La UE congela la ayuda urgente de 8.000 millones hasta que se celebre el referéndum

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han decidido congelar la ayuda urgente de 8.000 millones de euros para Grecia hasta que se celebre el referéndum anunciado por el primer ministro heleno, George Papandreu, sobre las condiciones del plan de rescate, según ha anunciado Nicolas Sarkozy. El presidente francés asegura que ahora Grecia tienen que decir si quiere seguir o no en la auronoza, mientras Angela Merkel afirma que "la Unión Europea está preparada para la salida de Grecia del euro". En medio de este debate empieza la cumbre del G-20 que se celebra este jueves y este viernes en Cannes.
Por su parte, el primer ministro griego, George Papandreu, ha señalado que el referéndum podría tener lugar el 4 de diciembre.
"Los europeos, al igual que el FMI, no podrán considerar el pago del sexto tramo del programa de ayuda a Grecia hasta que Grecia haya adoptado el conjunto del paquete del 27 de octubre y que se haya despejado cualquier incertidumbre sobre el resultado del referéndum", ha anunciado Sarkozy en rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, tras reunirse con Papandreu.
Por su parte, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, que también ha estado presente en el encuentro, ha confirmado también que decidirá sobre la asistencia urgente tras el referéndum. "Cuando el referéndum se complete y se termine con toda la incertidumbre, realizaré una recomendación al comité ejecutivo del FMI sobre el sexto tramo de nuestra ayuda a Grecia", ha dicho.
La ayuda de 8.000 millones de euros, que corresponde al sexto tramo del primer rescate acordado en mayo de 2010, fue aprobada el 27 de octubre por los ministros de Economía de la eurozona tras varios retrasos por la resistencia de Atenas a aplicar los recortes exigidos. Estaba previsto que se desembolsara a mediados de noviembre y el Gobierno griego la necesita para no suspender pagos antes de finales de año.
"Estamos dispuestos a ayudar a Grecia porque la solidaridad está en la base de la construcción europea, al igual que el principio de lealtad. Pero ello implica que Grecia cumpla por su parte sus compromisos", ha dicho Sarkozy.
El presidente francés ha resaltado que lo que se planteará en el referéndum es "el futuro europeo de Grecia", "si Grecia quiere seguir o no en la eurozona". "Nosotros lo deseamos vivamente y haremos todos los esfuerzos para que sea posible, pero corresponde al pueblo griego contestar a esta pregunta", ha resaltado.
Merkel y Sarkozy han anunciado su intención de acelerar la puesta en marcha del plan global contra la crisis de deuda pactado en la cumbre del Eurogrupo del 27 de octubre, y en especial el refuerzo del fondo de rescate para frenar el contagio a España e Italia. Para ello, los ministros de Finanzas alemán y francés se reunirán ya este jueves con el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.
La canciller alemana ha asegurado en este sentido que la UE estará preparada para el caso de una salida de Grecia del euro.
APOYO DE LA OPOSICIÓN EN ESPAÑA, SEGÚN SARKOZY
Los dos mandatarios han lanzado de nuevo un llamamiento a la unidad nacional en Grecia y han dicho que cuando el Gobierno y la oposición están de acuerdo los planes de ajuste funcionan, como en Irlanda, Portugal o España.
"En España funciona porque el señor Mariano Rajoy en la oposición está de acuerdo con el señor Zapatero en el poder. Europa sólo puede ser eficaz si la clase política, tanto la oposición como la mayoría, están de acuerdo para cumplir las reglas europeas", ha dicho Sarkozy.