Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio millón de clientes se beneficiarán de la supresión de las cláusulas suelo

El BBVA y Cajamar han anunciado la retirada inmediata de las clausulas suelo de sus hipotecas, con efectos desde el 9 de mayo de 2013, para cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo que declaró ilícita esta condición debido, fundamentalmente, a su falta de transparencia. Esta decisión afectará a medio millón de clientes que verán abaratada su hipoteca desde ya, aunque la medida no tendrá carácter retroactivo. El BBVA calcula que el ajuste de los pagos de la hipoteca a 426.000 clientes le supondrá unas pérdidas de 35 millones de euros en el mes de junio.

Después de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo que declara nulos algunos contratos hipotecarios que contengan cláusulas suelo, el BBVA ha anunciado que dejará de aplicarlas, con efectos desde el 9 de mayo de 2013.
La segunda mayor entidad del país ha explicado que aplicará a partir de ahora el margen establecido en los contratos eliminando el tipo mínimo a pagar, lo que reducirá su beneficio neto en el primer mes de aplicación en unos 35 millones de euros.
El BBVA cuenta con una cartera de 800.000 hipotecas a particulares, de las 426.000 verán suprimida la cláusula suelo tras la sentencia del Supremo.
Cajamar también las suprimirá
Cajamar Caja Rural también ha anunciado que va a proceder a la "retirada inmediata" de las cláusulas suelo de "todas sus hipotecas". Así lo han trasladado fuentes de la entidad financiera, que han precisado que su aplicación, "con carácter general", será con efecto desde el 9 de mayo, fecha en la que se notificó la resolución de origen del Alto Tribunal, que afectó a BBVA, NGC Banco y Cajas Rurales.
Por su parte, NCG Banco está estudiando cómo aplicar el fallo del Tribunal Supremo. La entidad se ha limitado a indicar que el documento todavía debe ser revisado por sus servicios jurídicos.
Tras conocer el primer fallo, BBVA, NGC Banco y Cajas Rurales habían presentado una solicitud de rectificación, aclaración y subsanación de la sentencia. Especialmente, pedían que el tribunal precisara si era necesario que concurrieran una serie de circunstancias para que una cláusula fuera declarada nula, puntos sobre los que ahora se pronuncia.