Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi anuncia un plan de compra de activos públicos y privados de 60.000 millones al mes

Mario Draghicuatro.com

El Banco Central Europeo (BCE) realizará compras de activos públicos y privados por importe de 60.000 millones de euros al mes, según ha anunciado el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que ha señalado que dicho programa estará vigente al menos hasta septiembre de 2016.

De este modo, el "programa de compra de activos ampliado" o expansión cuantitativa del BCE destinará 1,14 billones de euros durante los próximos 19 meses a intentar reactivar la economía de la eurozona y que la inflación regrese a niveles acordes con el objetivo de estabilidad de precios de la institución, algo por debajo del 2%.
No obstante, Draghi subrayó que este programa de adquisición de activos públicos y privados se mantendrá en todo caso hasta que se aprecie un ritmo sostenido en la inflación consistente con el objetivo de estabilidad del BCE, por lo que podría continuar incluso más allá de septiembre de 2016.
Según ha explicado el banquero italiano en la rueda de prensa habitual tras la reunión del Consejo de Gobierno, las compras de la entidad comenzarán el próximo mes de marzo y se realizarán en función del capital clave de los bancos centrales nacionales miembros del BCE.
Este programa incluirá los existentes programas de compra de activos, incluyendo los bonos garantizados y deuda empaquetada o titulizaciones.
"Vamos a comprar deuda soberana hasta un porcentaje que permita la formación de precios", dijo Draghi, quien explicó que estas compras estarán limitadas a un 33% de "límite emisor" y al 25% de "límite de emisión".
COMPARTICIÓN DE RIESGOS
En cuanto a la gestión de los riesgos de estas adquisiciones, Draghi explicó que el 20% de las compras estará sujetas al régimen de compartición de riesgos, mientras que el 80% restante corresponderá a cada banco central nacional.
Por otro lado, el Banco Central Europeo también ha decidido modificar el tipo de interés aplicado en la seis inyecciones de liquidez a largo plazo que quedan por realizarse e igualarlo a los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación.
En consecuencia, el BCE ha reducido el interés de estas subastas desde el 0,10% aplicado en las dos ya celebradas en los meses de septiembre y diciembre hasta el 0,05%, nivel actual de los tasa de referencia.