Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marín Quemada (CNMC) rechaza dar un tratamiento de favor a Másmóvil para que pueda competir

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada no se ha mostrado favorable a dar un tratamiento especial a Másmóvil en su esfuerzo por competir con los tres operadores tradicionales, ya que el organismo debe ser "riguroso, transparente e independiente".
El consejero delegado de Másmóvil, Meinrad Spenger, reclamó esta semana que la administración conceda a la compañía "ventajas concretas y específicas" para que pueda afianzarse como cuarto operador y competir con el "triopolio" que forman Telefónica, Vodafone y Orange, ya que "no es suficiente con buenas palabras"
"Las autoridades como la CNMC tienen que ser rigurosas, transparentes e independientes y los tratos de favor no encajan muy bien con el rigor, con la transparencia, con la seguridad jurídica y con la independencia", ha subrayado Marín Quemada.
En el XXX Encuentro de las Telecomunicaciones y la Economía Digital, el presidente de la CNMC se ha mostrado satisfecho con el lanzamiento de un cuarto operador de telecomunicaciones en España, ya que cualquier autoridad de competencia y de regulación es favorable a la aparición de nuevos agentes, de la misma manera que se entristece cuando desaparece alguno.
"Nos entristecimos cuando pasamos de cinco a cuatro y nos entristecimos más cuando pasamos de cuatro a tres, por lo tanto ahora que parece que existe alguna posibilidad de tener nuevamente cuatro es recibido muy positivamente", ha señalado Marín Quemada.
En este sentido, ha señalado que ahora habrá que ver "el comportamiento en el mercado y del mercado" y ha reconocido que la concentración de operadores es "un riegos" para la competencia y les ha "inquietado" la reducción de agentes de mercado.