Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "En muchos aspectos la crisis es historia del pasado"

Mariano Rajoy clausura un foro empresarialEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que, ahora que comienza el actual momento económico de España "podemos decir que en muchos aspectos la crisis es historia del pasado". También ha defendido las reformas emprendidas por su Ejecutivo como "el motor del progreso" y ha advertido de que este no se logrará ni con el rupturismo y el "adanismo" de Podemos ni con las "ocurrencias" y la "desorientación" de Pedro Sánchez.

Así lo ha indicado durante la clausura del 'Encuentro Empresarial sobre el Plan Estratégico de Internacionalización y Mercados Prioritarios 2014-2015', en la que ha añadido que "estas Navidades serán las primeras de la recuperación" y que, en todo caso, "si el paro no está dando tregua, el Gobierno no dará tregua al paro".
No obstante, el desempleo, la principal preocupación de los españoles, muestra a ojos de Rajoy una tendencia "esperanzadora". "Creamos empleo de forma incontestable", ha asegurado el jefe del Ejecutivo, quien ha pronosticado que "a este ritmo, la tasa de paro se situará en 2015 claramente por debajo del 22% con que cerró 2011".
Para justificar esta afirmación, Rajoy ha destacado que la afiliación media ha crecido en 400.000 personas desde noviembre de 2013 y que el empleo fijo se está incrementando actualmente en tasas del 30%, gracias en parte a la 'tarifa plana' de 100 euros para los empresarios que creen empleo neto con carácter estable. "El paro se está reduciendo, no tan rápido como sería deseable, pero sí de forma innegable", ha añadido.
Así, a falta de tres días para que se cumplan tres años de la presente legislatura, Rajoy ha asegurado que el Gobierno no ha tratado en ningún momento de "maquillar" la dureza de la crisis y ha logrado que "el relato haya girado hacia la esperanza con el tiempo".
"Eramos el enfermo de Europa y tras dos años y medio, la economía lleva cinco trimestres consecutivos creciendo con tasas cada vez más vigorosas y con perspectivas alentadoras", ha señalado el presidente del Gobierno, quien, en esta línea, ha mostrado "optimismo" de cara a 2015, entre otras cosas por el perfil "equilibrado" que mostrará el crecimiento económico el próximo año.
Dicho esto, Rajoy ha destacado el "excelente" comportamiento del sector exterior, "clara muestra del grado de apertura de la economía española", y ha animado a las empresas españolas a exportar.
Critica a Iglesias y a Sánchez sin citarles
Rajoy no ha citado ni a la formación de Pablo Iglesias ni al secretario general del PSOE durante esta intervención pero ha lanzado varios mensajes en alusión a las propuestas de ambos, para decir que no favorecen la recuperación económica y social del país.
"Son las reformas y no la ruptura el motor del progreso", ha advertido el presidente del Gobierno. "Es el reformismo y no el adanismo el que renueva la arquitectura institucional", ha dicho a continuación, arremetiendo contra el interés de algunos por extender una "visión catastrofista" del país, "tarea en la que están encontrando apoyos tan sorprendentes como inexplicables".
A continuación, Rajoy ha criticado también a quien pide "reformas profundas sin definir, un nuevo consenso sin concretar" y "nuevas formas de convivencia que tienen poco que ver con las necesidades" de los españoles, en referencia a la reclamación de Pedro Sánchez de abordar una reforma constitucional.
"Nunca ha conocido España reformas tan profundas, al lado de las cuales algunas ocurrencias no sirven sino para mostrar la desorientación de quien las hace", ha añadido.
El valor de la estabilidad
El presidente ha defendido las reformas aprobadas por su Gobierno y ha apuntado la importancia de la "estabilidad" con que ha contado para poder hacerlo, dada la mayoría absoluta en las Cortes, "un activo" que no han tenido otros países del entorno europeo, ha dicho.
"Debemos tenerlo muy presente en momentos en que algunas fuerzas tratan de inocular una visión catastrofista de la realidad en la mente de los españoles", ha dicho el presidente.
Rajoy ha insistido en defender el trabajo de su Gobierno en esta legislatura y en la necesidad de "perseverar". "No es momento ni de frivolidades, ni de ocurrencias ni eslóganes, sino de profundizar en las reformas", ha agregado.
Sentimiento europeo
A continuación, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que el proyecto "más importante" del país es la integración europea y que en este contexto "ya no es tiempo de mirarse el ombligo" ni defender "ensoñaciones decimonónicas" que fomentan las diferencias y el aislamiento, en un mensaje contra el independentismo catalán.
"Qué sentido tiene la pregunta de si uno se siente más gallego que español, o español que aragonés, cuando la pregunta es si soy ya tan europeo como español o todavía no. Ese es el afán", ha advertido el presidente.
Rajoy ha apostado por la integración de España en Europa no como un elemento agregado, "un fragmento más", sino como parte de una "tela nueva". "España y los españoles no necesitan propuestas para articular regiones que llevan siglos articuladas sino para integrarlas en Europa. Eso quieren los españoles y es una de las razones por las que han demostrado un comportamiento ejemplar ante la crisis", ha añadido.