Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Europa necesita una unión bancaria con eurobonos"

El presidente reclama que se apoye a quien "está en dificultades"

Pide "tranquilidad, fe y paciencia" porque el Gobierno tiene la situación controlada

Dice que Europa debe transmitir hacia dónde va y espera frutos de las reformas en 2013

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido la necesidad de que Europa defienda que el euro es un "proyecto irreversible" y ha apostado por una integración fiscal y bancaria, unas propuestas que, según ha confirmado, llevará al Consejo Europeo que se celebra a finales de junio. Antes, el jefe del Ejecutivo había señalado ante los senadores del Grupo Popular que Europa tiene que transmitir hacia dónde va al tiempo que había mostrado su esperanza de que en 2013 se empiecen a ver los frutos de las reformas que ha emprendido el Gobierno.
"Europa necesita decir a dónde va para dar seguridad y decir que el euro un proyecto irreversible y que no está en juego. Necesita apoyar a quien está en dificultades y necesita una integración fiscal con una autoridad fiscal y una integración bancaria, una unión bancaria con eurobonos, con un supervisor bancario y con un fondo de garantía de depósitos europeos", ha declarado Rajoy durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, la última hasta el próximo mes de septiembre.
Tras reprochar al PSOE que proponga acuerdos pero luego no apoye las reformas del Gobierno, el jefe del Ejecutivo ha señalado que este año "no va a ir bien" pero ha añadido que las medidas que están aprobando van a producir sus frutos en el futuro.
De esta forma ha respondido al portavoz del PSOE en el Senado, Marcelino Iglesias, que ha señalado que las cosas que estaban mal en noviembre del año pasado "han ido a peor" y "las que estaban bien han empeorado vertiginosamente". Es más, ha hablado de "gran decepción" entre las personas que votaron al PP en las generales.
Cinco ejes a seguir
Antes de la sesión de control, Rajoy había comparecido ante los senadores del grupo popular. Alli, Rajoy realizó el discurso que viene haciendo en las últimas semanas y explicó los cinco ejes que, en su opinión, son los que se debe seguir: la estabilidad presupuestaria, las reformas en España, las reformas en Europa, solucionar los problemas de financiación y liquidez y consolidar la integración europea de tal manera que se disipen las dudas e incertidumbres en la zona euro.
En su opinión, el Banco Central Europeo (BCE) tiene que actuar en esta crisis porque hay un problema de deuda, de financiación de la deuda y se tienen que tomar medidas. Señaló que en el caso de España, la deuda externa es el principal problema porque está cercana al PIB, son 989.060 millones de euros, el 92 por ciento del PIB.
Propuestas al Consejo Europeo
Por ello, y recordando lo que anunció el pasado sábado en Sitges, expuso que va a proponer en el Consejo Europeo de los días 28 y 29 de junio, que se cree una autoridad fiscal europea, con las cuentas saneadas y una autoridad bancaria. En este punto, respaldó, la supervisión europea y la posibilidad de que se pueda inyectar liquidez directamente en los bancos con problemas sin tener que rescatar a los estados.
En este contexto, ha pedido "tranquilidad, fe y paciencia" a los senadores del Grupo Popular, así como confianza en lo que está haciendo el Gobierno, porque, según dijo "el juicio no se hace cada cinco minutos". Además, se mostró convencido de que España saldrá adelante porque el Gobierno tiene la situación controlada, según aseguran las fuentes consultadas.
En cuanto a las reformas emprendidas, admitió que éstas no producen efectos inmediatos, pero sí dijo que espera poder empezar a ver los primeros frutos de éstas en el año 2013. Eso sí, matizó que será lentamente.
Los senadores consultados explicaron que Rajoy transmitió mucha "serenidad", dio la sensación de que el Gobierno tiene la situación controlada y de que está trabajando en todos los frentes.
En cuanto a la reforma financiera, el jefe del Ejecutivo explicó que el dinero que tenga que inyectar el Gobierno en algún banco, como en el caso de Bankia, éste se recuperará cuando se produzca la venta de la entidad, una vez saneada.