Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Durao Barroso no descarta flexibilizar el objetivo de déficit para España

Rajoy confirma que la reforma financiera se aprobará esta semana

Asegura que la reforma laboral verá la luz en el mes de febrero

El presidente se reúne con Barroso en la sede de la Comisión Europea

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, no ha descartado flexibilizar el objetivo de reducción del déficit para España en 2012 para ajustarlo al nuevo escenario de recesión, tal y como reclama el nuevo Gobierno, y ha dado a entender que esta cuestión será discutida por los ministros de Economía de la UE. Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado que la reforma del sector financiero se aprobará "en la semana que entra", y que la del mercado laboral verá la luz seguidamente, a lo largo del mes de febrero. Rajoy se ha reunido con Barroso antes del inicio del Consejo Europeo.
España se ha comprometido ante la UE a reducir su déficit desde el 8% el año pasado -cifra que supone un desvío de 2 puntos respecto a la meta inicial del 6%- al 4,4% del PIB en 2012. Sin embargo, este objetivo se pactó con unas previsiones que auguraban que la economía española crecería este año, mientras que las últimas cifras del Fondo Monetario Internacional (FM) y del Banco de España vaticinan una recesión.
"Sería conveniente ahora tener una discusión, que se va a seguir en el marco del Eurogrupo y del Ecofin sobre la situación en España. Yo aquí no puedo ahora ir más en detalle sobre eso. Va a haber una discusión sobre las condiciones", ha dicho Barroso en rueda de prensa conjunta con Rajoy al ser preguntado por la posibilidad de dar más tiempo a España para reducir su déficit.
"España es esencial para la estabilidad de la zona del euro. Es importante que el nuevo Gobierno entable un diálogo constructivo con sus socios europeos, incluida la Comisión, y exponga sus planes de reforma de modo detallado con el calendario correspondiente", ha reclamado el presidente del Ejecutivo comunitario.
Barroso ha reclamado a Rajoy que emprenda "de manera urgente" la "aprobación y aplicación de medidas de reforma concretas y ambiciosas, sobre todo en lo que respecta al mercado de trabajo y al sector financiero".
La reforma financiera se aprobará esta semana
Por su parte, el presidente Mariano Rajoy ha confirmado que la reforma financiera se aprobará esta semana. Pese a que no ha ofrecido detalles sobre la reforma, ésta se presentará, con toda probabilidad, en el Consejo de Ministros de este viernes 3 de febrero.
El Ejecutivo de Mariano Rajoy permitirá a las entidades financieras elegir entre la posibilidad de cargar las mayores exigencias de provisión sobre beneficios o sobre el capital para sanear sus balances ante el deterioro del sector inmobiliario.
Concretamente, estudia dar un plazo de dos años a las que decidan cargar las provisiones sobre los beneficios, y establecer un periodo inferior para aquellas que las detraigan del capital, según informaron a Europa Press en fuentes financieras.
El Gobierno quiere acelerar el saneamiento del sector financiero para recuperar la confianza de los mercados internacionales y relajar el coste de la financiación exterior sin que el conjunto del sistema entre en 'números rojos'.
La reforma laboral ¿el 10 de febrero?
Por otro lado, Rajoy ha insistido en que el Gobierno aprobará la reforma laboral "en febrero", aunque no ha concretado ninguna fecha. Pese a ello, si se tiene en cuenta el plazo de tres semanas que se dió el Ejecutivo para sacar adelante el grueso de su programa de reformas, es previsible que la del mercado de trabajo se apruebe en el Consejo de Ministros del 10 de febrero.
Además, el jefe del Ejecutivo ha puesto en valor el acuerdo sobre negociación colectiva firmado la pasada semana por patronal y sindicatos, que incluye objetivos de moderación salarial hasta 2014 "sin revisión según la inflación", según ha enfatizado, antes de resaltar esto es "algo que no se había producido nunca". Si bien, tampoco ha dejado claro si la reforma que prepara el Gobierno respetará en sus términos este acuerdo social.
Rajoy se reúne con Barroso
El avión de Rajoy ha aterrizado a las 11:15 en la base militar de Beauvechain --en lugar del habitual aeropuerto de Zaventem para evitar posibles perturbaciones- y desde allí el presidente del Gobierno se ha desplazado a Bruselas para entrevistarse con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
Así, Rajoy se ha desplazado en coche sin encontrarse ningún punto bloqueado ni con piquetes, pese a que las autoridades belgas habían considerado la opción de realizar ese traslado en helicóptero.
Además de participar en la cumbre, el presidente del Gobierno tiene previsto un encuentro bilateral con la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt y podría reunirse también con el primer ministro británico, David Cameron, y con el polaco, Donald Tusk.
En esta cumbre europea, la primera de 2012, se centrará en encontrar maneras de impulsar el crecimiento y crear empleo en los 27 países de la unión. Se trata de la primera reunión de jefes de estado y de gobierno a la que acude Mariano Rajoy y lo hace con el acuerdo de moderación salarial pactado por sindicatos y patronal y con el compromiso de sacar adelante una nueva reforma laboral.