Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'Marca España' se presenta en Bruselas para recuperar prestigio tras la crisis

En un día en el que el Gobierno recibe una buena noticia con los datos del paro y su descenso histórico, la sede del Parlamento Europeo en Bruselas ha acogido la presentación en la escena comunitaria de la 'Marca España', en un acto pensado para poner en valor los activos de España. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha reivindicado en este foro que es "incierto" que España "no es un buen sitio para invertir", al tiempo que ha afeado a "cierta prensa" internacional por dar una imagen distorsionada del país.

En un acto de la Marca España pensado para poner en valor los activos de España y recuperar el prestigio mermado por la crisis, Margallo ha lamentado que pese a que los españoles "trabajamos más que la media europea", la imagen proyectada sea la de un país "poco sofisticado, de baja tecnología", "quizá herencia de aquella España de charanga y pandereta".
"Esa no es toda nuestra identidad, ni siquiera la parte más importante", ha insistido, para después repasar los campos en los que España es puntera a escala internacional como, por ejemplo, las energías renovables.
Aunque el acto estaba previsto para promover la imagen de España en el exterior, especialmente en el resto de la Unión Europea, la presencia de representantes de la vida política y empresarial europea ha sido escasa, como también ha sido minoritaria la asistencia de medios internacionales.
Marca España
Sí han acudido a la cita uno de los vicepresidentes del Parlamento Europeo, el alemnán Rainer Wieland; el jefe del Partido Popular en la Eurocámara, Joseph Daul, y el vicepresidente de la Comisión responsable de Industria, el italiano Antonio Tajani, todos ellos de la misma familia política del PP.
También han acudido eurodiputados del PP y del PSOE, pero no se ha visto en el acto a los representantes de partidos nacionalistas. El delegado de la Generalitat de Cataluña ante la Unión Europea, Pere Puig i Anglada, ha sido otro de los asistentes.
Para trasladar la imagen de un país "tradicional y moderno", competitivo y capaz de salir de la crisis, la Marca España ha proyectado varios vídeos con la imagen de personajes relevantes de la investigación, el deporte y la cultura española, como Margarita Salas, Rafa Nadal y Antonio Banderas. La sala que ha acogido el evento albergaba, asimismo, fotografías de distintos momentos de la historia del país, como la transición española, e hitos como el desarrollo del AVE.
Además de un espectáculo de baile flamenco que ha servido para arrancar la tarde, conducida por el periodista Carlos Herrera, se ha presentado el proyecto 'Cook & Fashion' en el que desfilarán modelos con diseños de diez firmas españolas y se ofrecerá una degustación de tapas de Asier Abal inspiradas en el desfile.
Margallo ha explicado a la prensa, en declaraciones previas, que este tipo de exhibiciones se repetirán en otros países de especial interés para España como Alemania y Reino Unido, así como Estados Unidos y Japón.

Los diseñadores Victorio & Luchino, el exbaloncestista Fernando Romay, la modelo Nieves Álvarez y el cocinero Darío Barrio son algunos de los nombres propios que han viajado a Bruselas para apoyar esta iniciativa y subrayar la capacidad de la industria española para recuperar el terreno perdido con la crisis.
Recuperar el espíritú de la transición
En línea con el discurso de Margallo, el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, ha sostenido que "la realidad de España hoy es bastante mejor que lo que sale en la prensa, pasamos dificultades económicas pero tenemos activos importantes".
"Hemos crecido muy deprisa y quizá nos ha faltado tiempo para contar todo lo bueno que tenemos en España", ha dicho Espinosa de los Monteros.
Por su parte, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha pedido al Gobierno que acuda más a Bruselas para acabar con los estereotipos sobre España y los países del sur. "Si yo comparo quienes vienen más a Bruselas a dialogar, explicar, conocer, negociar, no son los españoles. Por favor, venid más", ha dicho Almunia.
En su opinión, es imperativo combatir "el estereotipo del norte industrioso, trabajador, eficiente, y el sur perezoso, tumbado al sol de esas magnificas playas con bandera azul". "Hay que acabar con esa dicotomía rechazable que se ha instalado en estos años de crisis entre centro y periferia", ha insistido el vicepresidente de la Comisión. "Estamos en el centro de Europa desde hace muchos siglos y por tanto no somos periferia", ha dicho.
Almunia ha admitido que España se enfrenta a "desafíos más fuertes y difíciles que otros países" debido al alto nivel de paro. "Pero si recogemos los valores de la transición, que son los mismos que los de la construcción europea -el consenso, la transacción el diálogo la negociación, el pacto-, dejando al lado lo que nos separa y concentrando energías en lo que es importante, conseguiremos superar los problemas actuales", ha defendido.
En declaraciones previas a la prensa, Margallo ha explicado la importancia de un acto en Bruselas, porque es "el corazón de Europa" y en ella se encuentran las instituciones europeas, aquella que "examinan las economías" de los Estados miembros.
El ministro de Exteriores también ha destacado ante la prensa la Marca España "no es un proyecto de partido, ni de Gobierno, ni siquiera de Estado, sino que es un proyecto de país" del que se benefician "todas las nacionalidades y regiones" de España, en alusión a la ausencia de los eurodiputados de corte nacionalista, que fueron invitados al acto pero no acudieron.
"La Marca España ayuda absolutamente a todas las nacionalidades y regiones que forman España, por tanto está en su interés el cooperar con la Marca España", ha considerado el ministro.
Preguntado por sus declaraciones sobre el perjuicio para la imagen de España de las iniciativas independentistas, García-Margallo ha matizado que Cataluña "ayuda mucho" a España y que son "los movimientos separatistas o secesionistas los que no ayudan".