Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mango ha invertido 600 millones en la apertura de 200 'megastores' desde 2013

Prevé que la venta 'online' suponga el 20% de la facturación en 2020
La firma de moda española Mango ha invertido un total de 600 millones de euros en la apertura de 200 'megastores' desde 2013, fecha en la que inició su proceso de transformación y de cambio de imagen de la marca y que ha tenido como culminación la inauguración esta semana de la 'flagship' en Serrano, en plena 'milla de oro' madrileña.
"Esta tienda supone la culminación del proceso que iniciamos en 2013, de trasladar el ADN de Mango a este establecimiento y a los 200 más que tenemos repartidos por todo el mundo. Esta tienda de Serrano ha sido muy esperada, porque en Madrid no habíamos encontrado un espacio icónico", ha explicado el vicepresidente ejecutivo de Mango, Daniel López, en un encuentro con los medios.
La enseña de moda apuesta por estos nuevos puntos de venta, con una superficie a partir de 800 metros cuadrados y hasta más de 3.000 metros cuadrados, que ofrecen todas o gran parte de las líneas del grupo, mejorando la oferta y la experiencia de compra de los clientes.
López ha explicado que la firma textil ha realizado un "esfuerzo brutal" en un corto periodo de tiempo para mantener un alto ritmo de aperturas hasta alcanzar los 200 establecimientos. "Vamos a seguir con un crecimiento más racional para desarrollar este concepto con un ritmo de 60 a 70 aperturas al año", ha subrayado.
El vicepresidente ejecutivo de Mango ha destacado que la enseña apuesta por la omnicanalidad e integrar el 'offline' con el 'online', consciente de las preferencias de los clientes. "El cliente tiene que sentir y entender el ADN de la marca. Vendemos un concepto de moda que se puede explicar 'online', pero a nivel de experiencia, la tienda física es el centro de la experiencia del cliente", ha asegurado.
Mango no descuida el 'ecommerce' y apuesta por la tecnología en sus establecimientos. "El objetivo de la compañía es que para 2020 las ventas del 'ecommerce' supongan el 20%", ha desvelado, tras cerrar 2015 con ventas de 234 millones de euros, lo que supone el 10,7% de la facturación total.
APUESTA POR MADRID, DONDE HABÍA UN "DÉFICIT HISTÓRICO"
Daniel López ha reiterado que la 'megastore' de Serrano permite a la compañía "casi completar el sueño" en Madrid tras instalarse con grandes tiendas en Orense, Gran Vía y Goya, que se completará a finales de año o principios de 2018 con la apertura de otra 'flagship' en Preciados, que contará con una superficie de 2.000 metros cuadrados. "La apuesta por Madrid es importante y con esta tienda está al mismo nivel que Barcelona o París, porque aquí teníamos un déficit histórico", ha indicado.
El vicepresidente de la compañía ha señalado que la apuesta por el 'fast-fashion', que está en el ADN de la marca, está funcionando bien y "teniendo éxito", ya que todas las tiendas del grupo reciben género al día, gracias a la apuesta por la fabricación en cercanía (España, Portugal, Marruecos y Turquía) y una buena cadena logística.
En concreto, Mango ha invertido 360 millones de euros de euros en la construción de un nuevo centro logístico en Lliçà d'Amunt (Barcelona), que está totalmente robotizado y es exclusivo de Mango, por el que pasan todos sus productos y que tiene como objetivo el poder abastecer a las tiendas de la firma en todo el mundo. "No es copiar el modelo de Inditex, es hacer algo que te pide el consumidor. Es ser reactivo, que es algo natural", ha explicado.
La enseña textil, que recortó su beneficio un 96% en 2015, apuesta por seguir creciendo en los mercados internacionales en los que está presente. "No tenemos la obsesión de entrar en nuevos países y sí en crecer en capilaridad en donde estamos presentes. Queremos crecer en Europa, el mercado principal, como Oriente Medio, Rusia, el Sudeste Asiático y Latinoamérica", ha señalado López, que ha asegurado que Estados Unidos "no está en el radar" de la compañía aunque cuenten con presencia allí.
Respecto a la posibilidad de lanzar alguna línea diferente como la de hogar, que ya tienen rivales como Inditex, Desigual o H&M, la enseña catalana es cauta. "No nos lo hemos planteado y la línea de hogar no está en nuestro radar en este momento", ha subrayado López.